Archivo de la etiqueta: universidad

Minipost: estudiar psicología, ¿es más fácil a distancia o presencial?

Habéis llegado a este blog realizando esta interesante pregunta a la que creo que voy a tener que contestar con mucho cuidado para no ofender a nadie.

En un principio contestaré que en general es más fácil en presencial. En presencial se suele ir a clase a diario, lo que ayuda a retener el temario y organizar el calendario de estudio; los temarios son más cortos, en ocasiones hay exámenes parciales… Los profesores tienden a redondear la nota hacia arriba (un 4,7 suele ser un aprobado; en la UNED con un 4,95 REZAMOS para que al equipo docente de turno le apetezca aprobarnos), puedes hacerte una idea de qué clases de preguntas van a caer (aquello en lo que el profesor haga más énfasis, le interese más, sea su especialidad o diga abiertamente que es información muy importante y que puede caer en examen), los exámenes de recuperación en ocasiones son los mismos que los de la evaluación normal, y los de la evaluación normal a menudo son sacados de otros años, con lo que basta preguntar a alumnos que ya tienen superada la asignatura. Además, si en un examen no entiendes una pregunta puedes consultarle al profesor, que en ocasiones te chiva hasta la mitad del respuesta en el intento de aclararlo.

Los alumnos de la UNED nos enfrentamos a diario a problemas como organizar nuestro calendario de estudios, estudiar libros de 700 páginas en los que hasta la última coma es importante (nada de paja de por medio), en los exámenes no podemos realizar preguntas (lo cual es importante, pues en ocasiones son preguntas ambiguas y no sabes qué te están pidiendo), no se repiten los exámenes y hasta el último punto del libro es susceptible de caer en la prueba. Tenemos tal vez menos carga de deberes, pues no tenemos tarea semanal como en las universidades presenciales; pero a cambio tenemos dos trabajos por asignatura y cuatrimestre que tienden a ser más bien largos. Conozco a mucha gente de la UNED que se cambiaría a presencial sin dudarlo de tener el tiempo suficiente para asistir a clase, pero con esto de Bolonia es más bien complicado lo de tomarse cualquier universidad como una facultad a distancia.

Por último psicología se puede estudiar en dos universidades a distancia privadas: la UDIMA (de Madrid) y la UOC (de Cataluña; imparte titulaciones en castellano y catalán, y de matricularte en la segunda lengua te beneficias de la subvención de la Generalitat, por el cual el precio de la matrícula es casi idéntico a una universidad pública). No conozco en absoluto los métodos educativos de la primera; de la segunda dicen que es pagar para que te regalen el título, pero no le doy demasiada credibilidad porque de la UNED también lo dicen y ya os digo yo que sigo esperando mi diploma. Cuando me informéme dijeron que el sistema era a elegir entre examen final directamente (prueba de dos horas) o evaluación continua, consistente en tres trabajos cuatrimestrales por asignatura más una prueba final más corta a la que se puede ir por apuntes.

De todos modos no te recomiendo preguntarte qué universidad es más fácil porque eso es subjetivo. Pregúntate qué capacidades tienes tú. ¿Te gusta el trato diario con los compañeros? ¿Tienes facilidad para realizar trabajos en grupo? ¿Cuentas con el tiempo suficiente para ir a clase todos los días? La universidad presencial es lo tuyo. ¿Eres capaz de organizarte bien y cumplir tus horarios? ¿Eres más solitario, o no te importa tanto el trato con la gente? ¿Estás harto de hacer trabajo en grupos? ¿Tienes buena memoria, entiendes todo rápido (sin necesidad de que te lo explique un profesor) y cuentas con paciencia suficiente para memorizar libros interminables? ¿No llevas muy bien lo de tener que ir a clase por obligación? La UNED está hecha para ti.

Pregúntate también qué vas a aprender. Hay gente que memoriza libros enteros en cuestión de horas, pero lo olvida tan rápido como lo aprendió. La universidades que tienen temarios más cortos tienen el inconveniente de que aprendes menos materia, pero si tienes mala retentiva tal vez te compense más saber menos cosas, pero saberlas bien, que contar con mucha información difusa en tu cabeza. Excepto en el caso de que solo quieras el título por tener un diploma en tu pared, seguramente quieras bien trabajar de ello, bien tener la satisfacción de haber aprendido algo interesante durante tus años de estudio; en ambos casos querrás salir de la carrera con la sensación de saber lo más posible. Recuerda que vas a invertir en ello tu tiempo y tu dinero. No pienses nunca “qué es fácil”, si no “qué es mejor para mí”.

7 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Simultanear estudios

Como prometí voy a hacer una entrada dando respuesta a una búsqueda frecuente en google: cómo simultanear estudios. Me parece algo interesante e importante. Es sencillo recabar datos sobre ello, pero a menudo la gente parece algo perdida al enfrentarse a Internet. Posiblemente la información que doy está algo desactualizada, ya que hace dos años de la última vez que me preocupé por estos temas, pero puedo dar una información general de cómo va el tema en Castilla- La Mancha y Madrid. En otras regiones tal vez varíe la normativa ya que Educación es competencia de las Comunidades Autónomas.

¿Qué es la simultaneidad de estudios?
Consiste en cursar dos estudios oficiales distintos en el mismo periodo distinto. Con estudios oficiales me refiero a la ESO, FP, Bachillerato o estudios universitarios que sigan un plan de estudios aprobado por el Gobierno. No siempre es posible simultanear estudios: la normativa establece diferencias en función del grado de estudios y la carga lectiva de éstos.

Caso 1. Simultanear dos modalidades de bachillerato.
Para cursar dos bachilleratos al mismo tiempo existen varias opciones.
– Algunos institutos ofertan clases “extraescolares” de asignaturas complementarias que te permiten obtener dos modalidades similares de bachillerato. En el mío, por ejemplo, la gente que seguía el itinerario tecnológico tenía la opción de quedarse a séptima hora para estudiar las asignaturas que les faltaban de la modalidad de Ciencias de la Salud. A la hora de hacer la media para Selectividad los propios estudiantes elegían qué asignaturas preferían que se tuviesen en cuenta. Sin embargo, esto se realiza cada vez menos, ya que supone más gastos y pocos estudiantes se aventuran a ello.
– Otros institutos ofrecen las asignaturas de modalidad como optativas. Es decir, que en lugar de estudiar como optativa francés o TIC puedes elegir Historia del Arte. Antes de matricularte en el instituto deberás informarte de las asignaturas que ofertan como optativas, teniendo en cuenta que sólo podrás cursar dos de ellas (una en 1º y otra en 2º). Sin embargo, puede ser un buen complemento a la hora de elegir asignaturas específicas para Selectividad, pues contarás con una asignatura más.
– Por último queda la opción de la educación a distancia. Es menos restrictiva en cuanto a horarios y número máximo de asignaturas, lo que te permite cursar más asignaturas por año. Sin embargo no todo el mundo puede matricularse en bachillerato a distancia, ya que el acceso está restringido a los estudiantes mayores de 18 años o a aquellos que justifiquen motivos laborales o de otra índole que les impidan ir a las clases presenciales.

Caso 2. Simultanear FP con otros estudios.
Simultanear FP con otros estudios es, en resumen, chungo. La ley es bastante restrictiva al respecto. Para simultanear dos FP, o FP con bachillerato, se piden dos requisitos: que los horarios de clase no coincidan (bastante lógico a mi parecer) y que uno de los cursos estudiados no se esté realizando a tiempo completo. Se pone un tope del 30% de asignaturas o de horas lectivas (nota: esta norma no se aplica para estudios universitarios).
Es una opción interesante si has repetido bachillerato u otro FP, sólo estás cursando una o dos asignaturas y quieres hacer algo con el resto de tu tiempo libre.
A menos que seas repetidor tanto bachillerato como FP  en su modalidad presencial (excepto las dirigidas a adultos) obligan a matricularse en el 100% de las asignaturas, lo cual supone un problema a la hora de seguir la normativa del 30%. Hay dos métodos para poder simultanear FP y Bachiller desde la primera matrícula:
– En muchas comunidades (tal vez en todas) existe la llamada Oferta Modular, que consiste en cursar solamente algunas de las asignaturas de un FP. Al finalizar el curso dan al alumno un certificado de haber aprobado con éxito las asignaturas que curse en Oferta Modular, y una vez complete todas las asignaturas recibe también el título de FP, siempre que cumpla con todos los requisitos de acceso a éste. De este modo puedes conseguir una matrícula parcial. El problema es que esta modalidad de matrícula no permite matricularse en cualquier asignatura, si no solo en aquellas que tengan plazas libres al finalizar el periodo de matriculación en FP… y muchos de ellos tienen lista de espera, las plazas libres escasean.
La Oferta Modular tiene otro punto muy interesante, y es que te permite cursar asignaturas de FP bajo el único requisito de tener 18 años. Esto implica que aunque no tengas bachillerato ni prueba de acceso podrás estudiar las asignaturas de un FP Superior, y recibir el título de técnico una vez apruebes bachiller.
– Otra opción es la llamada “Ingeniería Social“, que es la versión culta de “caerle bien al secretario“. Cuando quise simultanear FP y bachillerato me encontré con el problema del 30%; opté por matricularme a tiempo completo en FP, y, al estar repitiendo bachillerato, no supuso ningún problema apuntarme sólo en las dos asignaturas que tenía suspensas. Pero a mí me interesaba cursar ocho, ya que para subir mi nota media quería estudiar las asignaturas de otra modalidad de bachillerato distinta a la que había cursado inicialmente.
Me matriculé en las tres iniciales y le conté mi situación al jefe de estudios, que decidió saltarse olímpicamente la normativa que aquella misma mañana me habían contado en la Delegación de Educación y me dejó matricularme en todas las asignaturas que quise. Un encanto de señor.
– Una opción arriesgada y que si tienes los cojones suficientes para ello eres mi ídolo forever and ever es  prepararte por libre las pruebas de FP. Son pruebas que se convocan cada año y cuando a cada comunidad le sale de los cojones, aunque la convocatoria normalmente sale alrededor de enero-marzo, y los exámenes se realizan en mayo-junio (excepto en Castilla-La Mancha, que este año ha decidido atrasar cinco meses el proceso, porque examinarse en octubre es algo precioso). No hay limitaciones de asignaturas, puedes presentarte a tantas como quieras. Tiene restricción de edad: 18 años para presentarse a las pruebas libres de obtención de título de técnico, y 20 para técnico superior.

Caso 3. Simultanear estudios universitarios.

Je, ¿de verdad quieres esto? Pues buena suerte. Como si no fuese suficiente con lidiar con las secretarias tocapelotas de una universidad te va a tocar hacerlo con las secretarias de dos distintas.
Los requisitos para simultanear estudios universitarios dependen de cada universidad. Algunas universidades no permiten iniciar segundas titulaciones hasta haber cursado con éxito el primer año de otra carrera. Esta regla no se aplica en la UNED; si te interesa cursar dos carreras al mismo tiempo siendo una de ellas en esta universidad tienes que matricularte primero en la universidad donde vayas a hacer los otros estudios, ya que la autorización para simultanear dos carreras se la tienes que pedir a la uni donde hagas tus segundos estudios, y la UNED pasa olímpicamente de que hagas un grado o dieciocho.
Otras universidades sí permiten que los alumnos de 1º cursen dos estudios a la vez, pero limitan la elección de la segunda carrera a las facultades en las que sobran plazas en septiembre. Ten también en cuenta que las universidades presenciales están muy pesaditas con el tema de las asignaturas mínimas por año. A menos que entregues un contrato de trabajo te obligan a cursar el 100% de las asignaturas. Ir a una facultad toda la mañana y a otra toda la tarde puede ser complicado; e incluso obteniendo la matrícula parcial (en la que suelen pedir una matricula de al menos 30 créditos por curso), eso de trabajar e ir a clases de otra carrera puede ser bastante difícil. Hay soluciones para este pequeño problema espacio-temporal, pero pasan por echarle mucho morro o vivir el grado como si de una licenciatura se tratase.
Espero que esto os sirva a los que llegáis últimamente aquí interesados en realizar dos cursos a la vez. En cualquier caso, ¡mucho ánimo!

108 comentarios

Archivado bajo Uncategorized