Orientación, Universidad

Lista de grados online, semipresenciales y a distancia en universidades públicas españolas

Hace tiempo publiqué una lista de las universidades públicas que ofrecen estudios en modalidad no presencial. En ocasiones desconocemos los estudios a los que podemos
optar, y es útil poder acceder de un Startup Stock Photosvistazo a todas las opciones de las que disponemos. Por ello he decidido realizar una actualización de esta lista. Dentro de poco publicaré, espero, los estudios de grado a distancia disponibles en universidades
privadas y concertadas. Si conocéis el sistema de alguno de los centros ennumerados no dudéis en postear vuestra opinión; siempre se agradece contar con información de primera mano.

Universidad Autónoma de Barcelona
Grado en Geografía y Ordenación del Territorio (online)
Grado en Prevención y Seguridad Integral (online)

Universidad Carlos III de Madrid
Grado en Información y Documentación (semipresencial)

Universidad Complutense de Madrid
Grado en Derecho (semipresencial)

Universidad de Burgos
Grado online en Ciencia Política y Gestión Publica
Grado online en Español: Lengua y literatura
Grado online en Historia y Patrimonio
Grado online en Ingeniería Informática
Grado online en Turismo

Universidad de Las Palmas de Gran Canaria
Grado en Educación Primaria
Grado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos
Grado en Seguridad y Control de Riesgos
Grado en Trabajo Social
Grado en Turismo

Universidad de León
Grado en Información y Documentación (ofrece opción semipresencial y distancia)

Universidad de Oviedo
Grado en gestión y administración pública (online)

Universidad de Santiago de Compostela
Ciencias de la cultura y Difusión Cultural (semipresencial)

Universidad Miguel Hernández
Grado en Derecho (semipresencial)

Universidad Rey Juan Carlos
Grado en Administración y Dirección de Empresas
Grado en Ciencia, Gestión e Ingeniería de Servicios
Grado en Derecho
Grado en Educación infantil
Grado en Educación Primaria
Grado en Periodismo
Grado en Publicidad y Relaciones Publicas
Grado en Turismo.

Todos los grados son semipresenciales. Ofertan dobles grados en esta modalidad.

UNED
Grado en Antropología Social y Cultural
Grado en Estudios ingleses
Grado en Filosofía
Grado en Geografía e Historia
Grado en Historia del Arte
Grado en Lengua y Literatura Españolas
Grado en Ciencias Ambientales
Grado en Física
Grado en Matemáticas
Grado en Química
Grado en Psicología
Grado en Administración y Dirección de empresas
Grado en CC. Jurídicas de las Administraciones Publicas
Grado en Ciencia Política y de la Administración
Grado en Derecho
Grado en Economía
Grado en Educación Social
Grado en Pedagogía
Grado en Sociología
Grado en Trabajo Social
Grado en Turismo
Grado en Ing. en electrónica industrial y automática
Grado en Ing. Eléctrica
Grado en Ingeniería en tecnologías de la información
Grado en Ingeniería en tecnologías industriales.
Grado en Ingeniería Informática
Grado en Ingeniería Mecánica

La información de cada grado se puede encontrar en la página web de cada universidad; para ampliar información podéis contactar directamente con la facultad que os interese.

Educación no reglada, Orientación, Universidad

Participa (gratis) en el Summer Media School de la UFV

Como soy un culo inquieto, hace unos años me dio por apuntarme a la primera edición de este curso. Es una escuela de verano de la Universidad Francisco de Vitoria cuyo objetivo es, en teoría, que los alumnos de 1º y 2º de bachillerato tengan un primer acercamiento a la que consideran su vocación, con el objetivo de ver si de verdad les interesa o no. El principal interés de la universidad es hacerse publicidad, claro, para algo es privada… pero te lo pasas bien y es un primer acercamiento al mundo universitario. Te servirá para conocer un poquito más tu futura carrera y para tener algo con lo que comparar distintas universidades. Gracias a este curso yo decidí NO estudiar audiovisuales, mientras que otros compañeros consiguieron información sobre qué universidad de Madrid posee los mejores equipos de grabación y en cuales no iban a ver una cámara ni por equivocación; esto les ayudó mucho a elegir universidad más adelante.

Estos talleres de verano cambian un poquito cada año. En la actualidad la SMS consta de dos programas distintos:

1) Elige, Conoce, Encuentra.
Dirigido a alumnos de 1º y 2º de Bachillerato que tienen claro qué quieren estudiar y quieren vivir lo que es ser universitario, teniendo su primer contacto con la universidad. Puedes elegir una de las múltiples carreras de la UFV; dedicarás una semana entera a realizar talleres relacionados con tus estudios favoritos para conocerlos un poco más y descubrir si realmente te interesan.

2) Descubre tu vocación.
¿No sabes qué quieres estudiar? La UFV, dependiendo del bachillerato que estés cursando, te mostrará distintas carreras y te enseñará a descubrir tus puntos fuertes -al menos en teoría-. Y si no, como mínimo te echas unas risas.

Puedes encontrar más información aquí.

Este año estos programas tienen un coste de 60€; sin embargo, aquellos que vayan recomendados por antiguos alumnos pueden participar en el curso de manera gratuita. Si tienes la intención de participar (o tienes un primo, hermano, sobrino o amigo que está interesado) no dudes en contactar conmigo.

Ya he hecho suficiente publicidad por hoy, ¿no?

Orientación, Universidad

Lista de estudios universitarios a distancia en España en centros educativos públicos

La oferta de estudios a distancia en España no se reduce a la UNED, aunque únicamente hable de ella. Y como me sobra el tiempo y la alternativa a escribir esto es ponerme a limpiar…

Esta lista de refiere solo a estudios oficiales de grado.

UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.
Grado en Turismo
Grado en Educación Primaria
Grado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos
Grado en Trabajo Social
Grado en Psicopedagogía
Grado en Seguridad y Control de Riesgos

UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE CATALUÑA
Óptica y Optometría
Ingeniería de Organización Industrial orientada a la Edificación y Graduado Superior en Gestión de la Edificación
Ingeniería Electrónica

UNIVERSIDAD DE ALCALÁ DE HENARES
Grado en Magisterio de Educación Primaria
Grado en Magisterio de Educación Infantil

UNIVERSIDAD CARLOS III
Grado en Información y Documentación
Grado en Humanidades

UNIVERSIDAD DEL REY JUAN CARLOS
Grado en Turismo
Grado en Periodismo
Grado en Publicidad y Relaciones Públicas
Grado en Ingeniería Informática
Grado en Administración y Dirección de Empresas
Grado en Ciencias Políticas y Administración Pública
Grado en Derecho
Grado en Educación Primaria
Grado en Educación Infantil
Grado en Igualdad de Género
Doble grado en Ciencia Política y Administración Pública con Derecho.

UNIVERSIDAD NACIONAL ESPAÑOLA A DISTANCIA
Grado en Ciencias Ambientales
Grado en Matemáticas
Grado en Química
Grado en Física
Grado en Psicología
Grado en Educación Social
Grado en Pedagogía
Grado en Lengua y Literatura Españolas
Grado en Estudios Ingleses
Grado en Economía
Grado en ADE
Grado en Turismo
Grado en CC Jurídicas de la Administración Pública
Grado en Derecho
Grado en Trabajo Social
Grado en Geografía e Historia
Grado en Historia del Arte
Grado en Ingeniería Eléctrica
Grado en Ing. Electrónica Industrial y Automática
Grado en Ingeniería Mecánica
Grado en Ingeniería en Tecnologías Industriales
Grado en Ciencia Política y de la Administración
Grado en Sociología
Grado en Filosofía
Grado en Antropología Social y Cultural
Grado en Ingeniería en Tecnologías de la Información

NOTA IPORTANTE (19/01/2013). Me escribe Bea, una lectora del blog, el siguiente correo: pregunté en la UAH lo de grado a distancia y te lo digo por si te sirve de interés para tu blog. Según me han dicho ellos, no ofrecen ninguna carrera a distancia ni on-line, sino que tienen un centro privado asociado que puede que oferte alguna carrera en modalidad semi-presencial. Que los nuevos planes de estudios lo que fomenta es mayor participación del alumno, tanto en trabajo autonomo en casa como mayor participación en clase.
Muchas gracias a Beatriz por avisarme 🙂 Llamaré en otro momento (que no sea sábado por la mañana como ahora, por ejemplo) para informarme de por qué lo tienen entonces en su página web, pues no recuerdo que al lado indicasen nada de ser estudios pertenecientes a centros adscritos precsamente. Ya os comentaré 😉

Orientación, UNED, Universidad

Minipost: estudiar Psicología, ¿es más fácil a distancia o presencial?

Muchos habéis llegado a este blog realizando una interesante pregunta a la que creo que voy a tener que contestar con mucho cuidado para no ofender a nadie.

Hablando desde la experiencia, en un principio diré que en general es más fácil estudiar en régimen presencial. De esta manera se cuenta con clases a diario, lo que ayuda a retener el temario y organizar el calendario de estudio; los temarios son generalmente más cortos, en ocasiones hay exámenes parciales… Los profesores tienden a redondear la nota hacia arriba (un 4,8 suele ser un aprobado; en la UNED con un 4,95 REZAMOS para que al equipo docente de turno le apetezca aprobarnos), y, al conocer al equipo docente, puedes hacerte idea de qué clases de preguntas van a caer (aquello en lo que el profesor haga más énfasis, le interese más, sea su especialidad o diga abiertamente que es información muy importante y que puede caer en examen). Los exámenes de recuperación en ocasiones son los mismos que los de la evaluación normal, y los de la evaluación normal a menudo son sacados de otros años. Además, si en un examen no entiendes una pregunta puedes consultar al profesor, que en ocasiones (contabas) responde hasta la mitad del enunciado en el intento de aclararlo.

Los alumnos de la UNED nos enfrentamos a diario a problemas como organizar nuestro calendario de estudios, estudiar libros de 700 páginas en los que hasta la última coma es importante (nada de paja de por medio), en los exámenes no podemos realizar preguntas (lo cual es importante, pues en ocasiones son preguntas ambiguas y no siempre se entiende el significado), no se repiten los exámenes y hasta el último punto del libro es susceptible de caer en la prueba. Tenemos tal vez menos carga de deberes, pues no tenemos tarea semanal como en las universidades presenciales; pero a cambio tenemos que presentar un trabajo por asignatura y cuatrimestre que tiende a ser más bien largo. Conozco a mucha gente de la UNED que cambiaría a la universidad presencial sin dudarlo de tener el tiempo suficiente para asistir a clase, pues existe la creencia de que es menos difícil que la UNED.

Por último, Psicología se puede estudiar en dos universidades a distancia privadas: la UDIMA (de Madrid) y la UOC (de Cataluña; imparte titulaciones en castellano y catalán y es concertada, por lo que el precio se asemeja al de cualquier otro centro educativo). No conozco en absoluto los métodos educativos de la primera; de la segunda dicen que es pagar para que te regalen el título, pero no le doy demasiada credibilidad. Lo mismo dicen las malas lenguas de la UNED, y ya os digo yo que sigo esperando mi diploma. El sistema de estudios de la UOC permite elegir entre acudir a examen final (prueba de dos horas) o realizar una evaluación continua, consistente en tres trabajos cuatrimestrales por asignatura más una prueba final corta.

De todos modos no recomiendo preguntar qué universidad es más fácil, ya que es algo subjetivo. Pregúntate qué capacidades tienes tú. ¿Te gusta el trato diario con los compañeros? ¿Tienes facilidad para realizar trabajos en grupo? ¿Cuentas con el tiempo suficiente para ir a clase todos los días? La universidad presencial está hecha para ti. ¿Eres capaz de organizarte bien y cumplir tus horarios? ¿Eres más solitario, o no te importa tanto el trato con la gente? ¿Estás harto de hacer trabajo en grupos? ¿Tienes buena memoria, entiendes todo rápido y cuentas con paciencia suficiente para memorizar libros interminables? ¿No llevas muy bien lo de tener que ir a clase por obligación? En ese caso, la UNED es una opción interesante.

Pregúntate también qué vas a aprender. Hay gente que memoriza libros enteros en cuestión de horas, pero lo olvida tan rápido como lo aprendió. La universidades que tienen temarios más cortos tienen el inconveniente de que aprendes menos materia, pero si tienes mala retentiva tal vez te compense más saber menos cosas, pero saberlas bien, que contar con mucha información difusa en tu cabeza. Excepto en el caso de que solo quieras el título por tener un diploma en tu pared, seguramente quieras bien trabajar de ello, bien tener la satisfacción de haber aprendido algo interesante durante tus años de estudio; en ambos casos querrás salir de la carrera con la sensación de saber lo más posible. Recuerda que vas a invertir en ello tu tiempo y tu dinero. No pienses nunca “qué es fácil”, si no “qué es mejor para mí”.

Orientación, UNED

¿Cual es la carrera más sencilla de estudiar en la UNED?

A los que llegáis a mi blog buscando este resultado tengo un importante consejo que daros: NO ESTUDIÉIS EN LA UNED. Ni en ninguna universidad.

Una carrera no es sencilla ni fácil; es el estudiante el que es apto o menos apto. He tenido amigos que con un 8 de media en bachillerato científico me han dicho que eligieron ese bachiller precisamente por los números, que asignaturas como lengua, historia y filosofía les costaron un quintal. Es gente que es apta para números y lógica, pero no para memorizar libros interminables. Igualmente hay muchísimos estudiantes de ciencias sociales que adoran las matemáticas o la física pero no se atrevieron a cursar estudios relacionados porque estas materias no se les dan suficientemente bien. Personalmente, por ejemplo, le tengo pánico al libro de historia. He conocido un montón de gente a quien le parece sencilla de memorizar, pero para mí es una tortura inaprobable.

En la UNED ocurre lo mismo. He aprobado a la primera asignaturas de las que la gente habla porque a mí me apasionaban y se me daban bien; otras asignaturas con frecuencia categorizadas como “asequibles” (que no fáciles) me han costado la vida, mientras compañeros míos presumían de notable habiendo estudiado lo mismo o menos. La regla general es que cuanto menos te interesa una asignatura más difícil es aprobarla (obvio), aunque hay frecuentes excepciones de materias que me parecen super interesantes y en las que he sido un fracaso total como alumna. Creo que este año me va a pasar con varias asignaturas de Sociología: Migraciones y Diversidad son super interesantes hasta que el examen consiste en preguntas de desarrollo sobre un temario de 700 páginas.

Estudiar NO es fácil. En ninguna universidad ni instituto. La materia te puede interesar más o menos, se te puede dar mejor o peor, pero un fácil generalizado, no existe. Nunca. Empeñarte en estudiar una carrera aunque no te gustase solo por tener el título podía estar bien hace veinte o treinta años, pero ya no. Estudiar NO IMPLICA tener trabajo, así que no malgastes tu tiempo y tu dinero empeñándote en hacer algo que te la suda, hablando claro y mal. Si los grados ofertados por la UNED no te atraen hay un montón de universidades españolas que ofertan grados a distancia, tales como la URJC y la UOC. Busca lo que te apasione; y si no lo encuentras, prueba con un FP o prueba a adquirir experiencia en el ámbito de tu interés. Es mejor no tener estudios superiores, pero sí experiencia, conocimientos e interés en el trabajo que ser un licenciado en Algo Fácil a quien le resulta indiferente su carrera.

Empleo, Orientación

Por qué la gente joven no encuentra trabajo (I)

Antes de nada quisiera aclarar que esto no es una crítica hacia ti. Ni hacia tu familia. Ni hacia toda esa gente que busca trabajo de verdad y lo hace bien. Son ejemplos de lo que he ido encontrando a mi alrededor. Y si lo encuentro en mi entorno, no dudo que fuera de él también hay gente que comete estos errores: mis amigos son bestias, pero no son, ni mucho menos, los peores en España.

Tampoco soy una experta en la materia, lo sé. Media España me da mil vueltas en este tema, pero hay otra media que no. Y como consejos nunca sobran, aquí van los míos.

La gente dice que no hay trabajo. Y es cierto, no lo hay. Por eso las empresas pueden elegir a los candidatos que les de la gana, y van hacia lo de siempre: gente joven, a ser posible con estudios e idiomas. ¿Por qué entonces la mitad de la gente de mi entorno dice no encontrar trabajo? ¡Si ninguno pasa de los treinta años!

Me interesó mucho este hecho. Mi primer trabajo lo encontré en octubre del año pasado. Tardé diez días, era jornada intensiva justo en el turno que yo quería, sentadita y con calefacción, y cobrando 1200€ al mes, con sueldo extra si deseaba trabajar los festivos. ¿Tuve mucha suerte? Podría ser. Pero cuando me echaron de este curro tardé cosa de 5 días en encontrar otro. Media jornada, 800€. ¿Tan mona salgo en la foto del currículum que soy la única a la que contratan?

Investigando en webs de búsqueda de empleo llegué a una obvia conclusión: trabajo hay. El problema es que tampoco mucho, y que además está fatal distribuido. En Barcelona y Madrid es relativamente fácil encontrar empleo. En otras provincias y ciudades está seriamente mal el tema. Pero si mis amigos son de Madrid… ¿por qué no encuentran trabajo? ¡Pero si yo encuentro empleo por todos lados! No sé, será que tengo mucha potra y me encuentro con todos los carteles. Mira, pues a partir de ahora, cada vez que vea un puesto que puede interesar a un amigo le paso el contacto de la empresa, y a ver qué pasa.

Y aquí empecé a encontrarme con comportamientos increíbles. Vergonzosos, tal y como está la situación en España. Veamos algunos:


CASO 1.

Una amiga peluquera lleva meses en paro. Encuentro un cartel de una peluquería, a 20 minutos en metro desde casa de esta chica, donde buscan a alguien. Inmediatamente cojo el número de teléfono, llamo a mi amiga y se lo dicto. Unos días después voy a comer a su casa.
– Oye, ¿y qué pasó con lo de la peluquería que te dije? ¿Llamaste?
– Sí.
– ¿Y qué tal?
– Pues muy mal, tía.
– Comprendo. ¿Habían cogido ya a alguien? ¿No pasaste la entrevista?
– Qué va.. que la tía me contestó super borde al teléfono… y yo paso de tener una jefa borde, así que colgué.
… Esta tía es gilipollas. Y no va por la jefa.

CASO 2.
Al lado de mi trabajo acaban de abrir un local de comida rápida donde buscan dependienta  urgentemente para trabajar a tiempo parcial. Llamo corriendo a la misma amiga de antes, que vive a apenas 30 minutos de aquí, y le paso el número. Un par de semanas después la vuelvo a ver.
– Oye, ¿y qué pasó al final lo del local ése en el que buscaban camarera?
– Nada, no llamé.
– ¿Y eso? – le habrá salido algo mejor, supongo.  Servir perritos calientes nunca ha sido su sueño.
– Pues que no tenía saldo, así que nada.
¿Bromeas? Quítale el móvil a tu novio, pide al vecino que te deje usar el suyo, suplica a tu madre que te recargue el móvil, roba uno por la calle o preséntate directamente en el local, que tampoco está tan lejos. Si de verdad buscas trabajo no tener saldo en el móvil no es en absoluto un problema. Para nada.
Os pensaréis que la chica es una niña de 16 años que sólo quiere el dinero para poder beber más cubatas los fines de semana, pero no. Tristemente es una chica de 23 años, que vive con su novio desde hace dos y a quien su madre le paga la hipoteca porque es así de maja, pero que teóricamente se tiene que pagar ella solita el resto de gastos… lo que me pregunto es cómo, si rechaza así los curros.

CASO 3.
– Oye Sara, ¿no conocerás algún sitio donde busquen gente? Llevo tres meses sin curro y tirando de ahorros, pero no sé qué voy a hacer para pagar las comidas o las facturas del mes que viene.
– Pues ahora que lo dices… la pizzería del fondo de la calle busca preparadores de pedidos. Es sólo media jornada, pero como no cobras paro ni nada… te da para ir tirando hasta que encuentres algo mejor.
– ¿Una pizzería? Ufff… bueno, si eso me lo pienso, pero no sé… no me gusta eso de trabajar en pizzerías. Creo que mejor seguiré buscando…
Os acabo de presentar al novio de la amiga de arriba.

CASO 4.
Mi compañera de piso llega a casa indignadísima de una entrevista de trabajo. Le pregunto qué le pasa. A saber qué mierda le han ofrecido. Sueldo de mierda, esclavitud horaria, sin contrato… Si es que hoy en día está la cosa mal.
– Pues que la entrevista era para Carrefour.. y llego allí y me dicen que es para trabajar en la sección de frutería. ¿Te lo puedes creer?
– Pero… de salario me dijiste que eran como 800 o 900, ¿no? Que para el alquiler te da de sobra… y el horario es intensivo de mañana,  que te viene genial para la uni…
– Pero, ¡en la frutería, Sara! ¡No pienso trabajar en una frutería!
Pues hija, si yo fuera Rajoy no sólo subía el IVA, si no que creaba un impuesto especial para que lo pagaras sólo tú. Porque te lo mereces, por imbécil.
Días después la chica aceptó una entrevista para una productora de cine porno. La gente tiene remilgos muy extraños.

CASO 5.
La misma compañera de piso sale de su cuarto y me dice que la han llamado de una empresa en la que la han aceptado, pero que ha rechazado el trabajo. Le pregunto por qué. Resulta que el sueldo es de 500€ mas comisiones. Como salario base es una mierda, ¿eh?
Pues no, no tanto. Porque el trabajo era para 30 horas por semana. Vale, no es un sueldazo, pero tampoco es esclavitud. Y para  pagar los 200€ del alquiler te llega  te sobra.

CASO 6.
– Necesito dinero pero ya, de verdad, estoy desesperada… Que no pido mucho, aunque sean sólo un par de horas por semana, o uno o dos días de trabajo en una campaña de algo, yo qué sé, es que no tengo un duro.
– Pues la madre de una amiga busca profe particular para su hija pequeña. A lo mejor te interesa.
– Uy, no sé… ¿Cuánto paga?
– 10€/hora. Serían unas cuatro horas por semana, dos tardes semanales o algo así.
– Ufff… ¿y vive lejos?
– A unos 10 minutos en coche.. pero tranquila, que la mujer es un cielo. Viene ella a recogerte y te trae cuando acabes las clases.
– Ufff… no sé, no sé yo… Bueno, si eso me lo pienso, pero no estoy segura…
Joder, gracias por honrarnos pensando en la posibilidad de si eso, quizá, si acaso, tal vez aceptar el puesto. Coño, como que no hay estudiantes dispuestos a hacer cola para trabajar tocándose las narices un par de horas por semana y ganar un dinero que cubre perfectamente tus necesidades de cerveza semanales. Anda ya.

CASO 7.
Como siempre ando echando un ojo en Infojobs suelo encontrar muchas ofertas interesantes que a mí no me vienen bien por horarios o lo que sea. En esta ocasión encontré una en una provincia distinta a la mía, pero cerca de casa de una amiga en paro. Por supuesto le envié el enlace, y ya de paso le redacté la carta de motivación. Unos días después la llamaron para ir a una entrevista.
No le convenció porque antes de incorporarse al puesto de trabajo había una semana de formación en turno de mañana, que le coincidía con la universidad, aunque luego el trabajo iba a ser de tarde. Se negó a faltar cinco días seguidos a clase.
Lo podría haber entendido si la chica estudiase ingeniería industrial, pero es de magisterio. No lo digo en absoluto por discriminar carreras, nada más lejos de mi intención. Pero en general, hay pocas carreras de humanidades o ciencias sociales en las que no puedas recuperar una semana de clases con un par de tardes leyéndote el temario desde tu casa. Y si es por un contrato indefinido en horario parcial justo en el turno que mejor te viene, que le jodan a Didáctica del inglés I una semana, que no se va a acabar el mundo.

Como veis no son ideas mías: hay gente muy verde en esto del mercado laboral. Puede que ninguno de esos trabajos sea el empleo de sus sueños, pero siguen siendo empleos. No se puede empezar a construir la casa por el tejado; para llegar a jefe hay que pasar por empleado, y por ello ningún trabajo se debería despreciar sin tener ofertas mejores a la vista.

Por eso os animo a mirar dos veces cada oferta de trabajo; mucha gente bien posicionada de nuestro alrededor ha empezado en empleos de este estilo, y hoy en día tienen cargos mucho más importantes y con mejores condiciones.

Sean cuales sean tus planes, el éxito de tu día comienza ahora. Respira hondo y comienza con entusiasmo

Bachillerato, Formación Profesional, Orientación, Universidad

Simultanear estudios

Como prometí voy a hacer una entrada dando respuesta a una búsqueda frecuente en google: cómo simultanear estudios. Me parece algo interesante e importante. Es sencillo recabar datos sobre ello, pero a menudo la gente parece perdida al enfrentarse a Internet. Posiblemente la información que doy está algo desactualizada, ya que hace dos años de la última vez que me preocupé por estos temas, pero puedo dar una información general de cómo va el tema en Castilla- La Mancha y Madrid. En otras regiones tal vez varíe la normativa ya que Educación es competencia de las Comunidades Autónomas.

¿Qué es la simultaneidad de estudios?
Consiste en cursar dos estudios oficiales distintos en el mismo periodo distinto. Con estudios oficiales me refiero a la ESO, FP, Bachillerato o estudios universitarios que sigan un plan de estudios aprobado por el Gobierno. No siempre es posible simultanear estudios: la normativa establece diferencias en función del grado de estudios y la carga lectiva de éstos.

Caso 1. Simultanear dos modalidades de bachillerato.
Para cursar dos bachilleratos al mismo tiempo existen varias opciones.
– Algunos institutos ofertan clases “extraescolares” de asignaturas complementarias que te permiten obtener dos modalidades similares de bachillerato. En el mío, por ejemplo, la gente que seguía el itinerario tecnológico tenía la opción de quedarse a séptima hora para estudiar las asignaturas que les faltaban de la modalidad de Ciencias de la Salud. A la hora de hacer la media para Selectividad los propios estudiantes elegían qué asignaturas preferían que se tuviesen en cuenta. Sin embargo, esto se realiza cada vez menos, ya que supone más gastos y pocos estudiantes se aventuran a ello.
– Otros institutos ofrecen las asignaturas de modalidad como optativas. Es decir, que en lugar de estudiar como optativa francés o TIC puedes elegir Historia del Arte. Antes de matricularte en el instituto deberás informarte de las asignaturas que ofertan como optativas, teniendo en cuenta que sólo podrás cursar dos de ellas (una en 1º y otra en 2º). Sin embargo, puede ser un buen complemento a la hora de elegir asignaturas específicas para Selectividad, pues contarás con una asignatura más.
– Por último queda la opción de la educación a distancia. Es menos restrictiva en cuanto a horarios y número máximo de asignaturas, lo que te permite cursar más asignaturas por año. Sin embargo no todo el mundo puede matricularse en bachillerato a distancia, ya que el acceso está restringido a los estudiantes mayores de 18 años o a aquellos que justifiquen motivos laborales o de otra índole que les impidan ir a las clases presenciales.

Caso 2. Simultanear FP con otros estudios.
Simultanear FP con otros estudios es, en resumen, chungo. La ley es bastante restrictiva al respecto. Para simultanear dos FP, o FP con bachillerato, se piden dos requisitos: que los horarios de clase no coincidan (bastante lógico a mi parecer) y que uno de los cursos estudiados no se esté realizando a tiempo completo. Se pone un tope del 30% de asignaturas o de horas lectivas (nota: esta norma no se aplica para estudios universitarios).
Es una opción interesante si has repetido bachillerato u otro FP, sólo estás cursando una o dos asignaturas y quieres hacer algo con el resto de tu tiempo libre.
A menos que seas repetidor tanto bachillerato como FP  en su modalidad presencial (excepto las dirigidas a adultos) obligan a matricularse en el 100% de las asignaturas, lo cual supone un problema a la hora de seguir la normativa del 30%. Hay dos métodos para poder simultanear FP y Bachiller desde la primera matrícula:
– En muchas comunidades (tal vez en todas) existe la llamada Oferta Modular, que consiste en cursar solamente algunas de las asignaturas de un FP. Al finalizar el curso dan al alumno un certificado de haber aprobado con éxito las asignaturas que curse en Oferta Modular, y una vez complete todas las asignaturas recibe también el título de FP, siempre que cumpla con todos los requisitos de acceso a éste. De este modo puedes conseguir una matrícula parcial. El problema es que esta modalidad de matrícula no permite matricularse en cualquier asignatura, si no solo en aquellas que tengan plazas libres al finalizar el periodo de matriculación en FP… y muchos de ellos tienen lista de espera, las plazas libres escasean.
La Oferta Modular tiene otro punto muy interesante, y es que te permite cursar asignaturas de FP bajo el único requisito de tener 18 años. Esto implica que aunque no tengas bachillerato ni prueba de acceso podrás estudiar las asignaturas de un FP Superior, y recibir el título de técnico una vez apruebes bachiller.
– Otra opción es la llamada “Ingeniería Social“, que es la versión culta de “caerle bien al secretario“. Cuando quise simultanear FP y bachillerato me encontré con el problema del 30%; opté por matricularme a tiempo completo en FP, y, al estar repitiendo bachillerato, no supuso ningún problema apuntarme sólo en las dos asignaturas que tenía suspensas. Pero a mí me interesaba cursar ocho, ya que para subir mi nota media quería estudiar las asignaturas de otra modalidad de bachillerato distinta a la que había cursado inicialmente.
Me matriculé en las tres iniciales y le conté mi situación al jefe de estudios, que decidió saltarse olímpicamente la normativa que aquella misma mañana me habían contado en la Delegación de Educación y me dejó matricularme en todas las asignaturas que quise. Un encanto de señor.
– Una opción arriesgada y que si tienes los cojones suficientes para ello eres mi ídolo forever and ever es  prepararte por libre las pruebas de FP. Son pruebas que se convocan cada año y cuando a cada comunidad le sale de los cojones, aunque la convocatoria normalmente sale alrededor de enero-marzo, y los exámenes se realizan en mayo-junio (excepto en Castilla-La Mancha, que este año ha decidido atrasar cinco meses el proceso, porque examinarse en octubre es algo precioso). No hay limitaciones de asignaturas, puedes presentarte a tantas como quieras. Tiene restricción de edad: 18 años para presentarse a las pruebas libres de obtención de título de técnico, y 20 para técnico superior.

Caso 3. Simultanear estudios universitarios.
Je, ¿de verdad quieres esto? Pues buena suerte. Como si no fuese suficiente con lidiar con las secretarias tocapelotas de una universidad te va a tocar hacerlo con las secretarias de dos distintas.
Los requisitos para simultanear estudios universitarios dependen de cada universidad. Algunas universidades no permiten iniciar segundas titulaciones hasta haber cursado con éxito el primer año de otra carrera. Esta regla no se aplica en la UNED; si te interesa cursar dos carreras al mismo tiempo siendo una de ellas en esta universidad tienes que matricularte primero en la universidad donde vayas a hacer los otros estudios, ya que la autorización para simultanear dos carreras se la tienes que pedir a la uni donde hagas tus segundos estudios, y la UNED pasa olímpicamente de que hagas un grado o dieciocho.
Otras universidades sí permiten que los alumnos de 1º cursen dos estudios a la vez, pero limitan la elección de la segunda carrera a las facultades en las que sobran plazas en septiembre. Ten también en cuenta que las universidades presenciales están muy pesaditas con el tema de las asignaturas mínimas por año. A menos que entregues un contrato de trabajo te obligan a cursar el 100% de las asignaturas. Ir a una facultad toda la mañana y a otra toda la tarde puede ser complicado; e incluso obteniendo la matrícula parcial (en la que suelen pedir una matricula de al menos 30 créditos por curso), eso de trabajar e ir a clases de otra carrera puede ser bastante difícil. Hay soluciones para este pequeño problema espacio-temporal, pero pasan por echarle mucho morro o vivir el grado como si de una licenciatura se tratase.
Espero que esto os sirva a los que llegáis últimamente aquí interesados en realizar dos cursos a la vez. En cualquier caso, ¡mucho ánimo!

Bachillerato, Empleo, Orientación, Universidad

Cómo elegir a qué te quieres dedicar

En una semana los estudiantes de Madrid comenzarán los exámenes de Selectividad. Es un momento bonito, emocionante y tenso, muy tenso. Cada uno vive la experiencia a su modo, supongo. Yo pasé tres días durmiendo sobre apuntes -literalmente; tenía tan ocupados el suelo y la mesa con libros y cuadernos diversos que acabé colocando algunos en la cama, y no sabía dónde moverlos por la noche-, intentando estudiar pero hablando finalmente por facebook, hojeando libros sin concentrarme realmente en el texto… Fueron tres mañanas de estrés porque a mi DNI le gustaba jugar al escondite, y tres tardes de sueño intentando no dormirme antes del examen de las 16.00.

Pero lo peor vino después, a la hora de elegir estudios. Y esto creo que fue igual para la mayoría de nosotros, sin importar la nota obtenida o la rama del bachillerato que hubiésemos cursado. Porque todos sabíamos lo que nos interesaba, pero no sabíamos si tenía salidas, no sabíamos si sería adecuado a nuestro nivel de conocimientos, no sabíamos si sería muy caro, si estaba bien o mal visto (este criterio es importante para mucha más gente de la que parece), si nos cogerían en la universidad cercana a casa… Y al final todos, y digo todos, tuvimos problemas por la nota. Unos porque era demasiado baja para acceder a los estudios de sus sueños, y otros porque tenían una nota demasiado alta y la gente les insistía para entrar en Medicina/ doble grado de Derecho para “no desperdiciar” sus buenos resultados académicos. Llevábamos meses pensando en qué estudiar, por no decir años; habíamos reflexionado mil veces este tema, lo habíamos discutido con profesores y tutores… y seguíamos igual. Para colmo, muchos profesores imbéciles tradicionales, por llamarlos de algún modo, continuaban dando el ya demasiado escuchado consejo de “si no sabes qué hacer, estudia ADE“.

Muchos se deprimieron al ver en qué estudios les admitieron. Muchos decidieron continuar con la carrera que les había tocado (sí, como en una lotería) simplemente por no perder un año. Algunos entraron en la carrera de sus sueños y descubrieron que no era tan soñada como creían.

Equivocarse de carrera es fácil, es un hecho que hay que aceptar. He aquí unos consejos para elegir estudios. No hay respuestas mágicas para nada, pero tal vez te puedan orientar.

– Persigue tus sueños. Por algún motivo la sociedad prefiere empujar a la gente a estudiar carreras conocidas y con salidas. El problema es que esas carreras están saturadas, y si no lo están aún lo estarán en dos o tres generaciones. Piénsalo. ¿Cuantas facultades en España ofrecen la carrera de ADE? ¿Cuántas clases tiene cada una? ¿Cuántos alumnos por clase? Si de verdad te gusta la carrera, adelante, no te lo pienses. Si sólo vas interesado en el dinero o en las salidas laborales vas por mal camino. Te gustarán menos tus estudios, es posible que obtengas peores notas, todo para acabar en un trabajo que tal vez no te gusta, ¡y eso si encuentras trabajo! Puestos a estar en el paro, mejor estar en paro tras pasar cuatro años estudiando algo que te apasiona que algo que te es indiferente.
Si no me crees habla con los cientos de maestros que están ahora mismo en paro, cuando en sus tiempos era una profesión con trabajo garantizado. Las cosas cambian.
– No hay carreras sin salidas, solo tontos que opinan. Traducción del inglés tendrá muchas salidas, sí, pero también muchos titulados. Filología portuguesa no es la carrera con más salidas en España, no lo voy a negar, pero, ¿cuánta gente se gradúa cada año en esta carrera? ¿Cincuenta personas? No habrá mucho trabajo, pero tampoco hay mucha competencia. Céntrate en estudiar, en sacar buenas notas y sobretodo en aprender, y trabajo no te faltará, estudies lo que estudies. Ey, ¡si hasta hay licenciados en filosofía con contrato fijo y vacaciones!
– Opositar o no opositar: ésa es la cuestión. Las carreras que van más enfocadas a la docencia suelen acabar pasando por las oposiciones; o al menos, no opositar limita muchísimo tus opciones laborales. Por no hablar de otras carreras que requieren prácticas obligatorias tras aprobar un examen de tipo oposición, como medicina y el MIR, psicología y el PIR, químicas y el QIR, farmacia y el FIR… Si no te ves capacitado para estudiar ocho horas al día durante meses y meses o no tienes una alta tolerancia a la rutina y al fracaso tal vez debas plantearte un plan B.
–  Posibilidades económicas: sólo tienes una vida, y tienes que aprovecharla al máximo. Si la carrera de tus sueños está en una universidad privada y cuesta un pastizal, si quieres estudiar en otro país… Pues te toca buscarte la vida. No hay nada imposible. Hay becas, ayudas económicas y préstamos. Tú puedes. Miles de personas lo han conseguido antes que tú. Supéralas.
– ¿Cerca o lejos de casa? Estudiar lejos de cada es una gran oportunidad para madurar, conocerte a ti mismo y vivir la nueva época que se abre ante ti de un modo más adulto. Vivir en cada de los padres implica menos gasto y más comodidad, pero también menos crecimiento personal. En otras palabras, es prolongar tu vida de adolescente o avanzar ya hacia la verdadera juventud. Si no tienes recursos económicos puedes solicitar becas o buscar trabajo parcial. Pero si ahora no puedes, no pasa nada; ya habrá momento para independizarse más adelante. Además, las universidades ofrecen un montón de becas de intercambio y convenios que te permitirán ir a pasar un tiempo fuera de casa para conocer la experiencia de estudiar y vivir solo.
– ¿Ganaré mucho dinero?, chorradas. El dinero no da la felicidad. Cualquier carrera puede dar dinero si eres bueno; es más, hay gente que no ha pisado una universidad en su vida y gana al año más de lo que ganaremos tú y yo juntos en toda nuestra vida. Esfuérzate en ser el mejor y los resultados llegarán..
– ¿Y si no sé qué quiero estudiar? Pues no malgastes tu tiempo y no estudies. Pasar un año en una carrera que pensaste que te gustaría, pero finalmente no era para ti no es perder un año, es invertirlo. Durante ese tiempo habrás aprendido un montón de cosas, te habrás conocido a ti mismo un poco mejor y te habrás librado de la sensación de “qué pasaría si hubiese estudiado (insertar aquí el nombre de la carrera); ya has probado la experiencia, no te ha gustado, y a otra cosa. Pero perder un año probando carreras al azar es perder dinero y tiempo.
Fingimos ser avanzados, pero lo cierto es que los españoles somos muy cerrados de mente. Preescolar – primaria – instituto – bachillerato – carrera – año erasmus – máster – trabajo serio y estable – compartir piso con tu pareja – boda – hijos – nietos. ¿Te suena este esquema? Es lo que nos meten desde críos en mente. Cuando encuentres a la persona de tu vida o el trabajo de tus sueños tu vida quedará definida durante años. Aprovecha que tienes 18 años y un mundo de elecciones a tu alrededor para hacer lo que tú quieres. Tómate un año sabático. Estudiar idiomas, irte de au pair, ir a trabajar al extranjero, o tal vez cerca de casa; irte de voluntariado con una ONG, o quizá hacer ese curso de piano para el que nunca tuviste tiempo y ahora te apetece hacer. Al final de este año tendrás muchísimo más claras las ideas y te resultará más fácil elegir a qué dedicar tu vida.

Recuerda esto: las empresas no buscan solo gente bien cualificada. Eso valía antes, en la época de tus padres y tus profesores. Ahora que todo el mundo tiene titulación de FP o universitaria las empresas buscan algo más.  Buscan gente con idiomas, con experiencia en entornos internacionales, con habilidades sociales, con facilidad de adaptación, con ideas e ingenio y con capacidad de mando y liderazgo. Esto no se aprende en clase, si no en la calle. Las empresas buscan gente que ofrezca algo diferente. Piénsalo. ¿Cuánta gente se gradúa en economía anualmente? Cientos. Miles. ¡Millones! ¿Por qué tendría una empresa que contratarte precisamente a ti entre todos ellos? Demostrarles que piensas diferente al resto y que has pasado un año de tu vida aprendiendo de la vida o adquiriendo experiencia en ella te diferenciará de los demás.

– Quiero hacer un FP. Enhorabuena. Has optado por una opción inteligente. Los titulados en FP realizan una formación más corta, práctica y con mucha salida -dependiendo de la formación profesional que quieras cursar, claro-. Si quieres aprender a realizar un trabajo este es tu lugar. La Universidad es interesante, pero una gran parte del temario está compuesta por teoría que realmente no tiene aplicación práctica en el trabajo. Al fin y al cabo, está orientada a la investigación y al conocimiento general de una rama amplia del conocimiento, mientras que la mayoría de los trabajos implican la especialización en una pequeña parte de él.
Esto no te pasará con FP. Tienes un amplio abanico de posibilidades, no tienes que pagar para cursarlo, tienes prácticas aseguradas, y la opción de estudiar en la universidad más adelante si finalmente te apetece hacerlo.
– No te obceques con tu nota media para elegir estudios. Sí, has sacado un 13,95 en el bachillerato sanitario pero te apetece hacer peluquería. Pues adelante. Mejor peluquero y feliz que médico y amargado.
También en el caso contrario: te has quedado a las puertas de los estudios de tus sueños porque la nota de corte era muy alta. Para todo hay solución. Si es la carrera de tus sueños, se merece un pequeño sacrificio por el camino. Puedes repetir selectividad, hacer un FP desde el cual puedas acceder al grado que querías o matricularte en una titulación universitaria similar a la que pretendías cursar y cambiarte de estudios a final del primer año, teniendo en cuenta que si los estudios tienen asignaturas comunes te los convalidan.
No es perder un año. Lo bueno se hace esperar.
– La opinión de tus padres.  Hay padres muy bien informados que conocen perfectamente a sus hijos y son los mejores consejeros posibles, pero la mayoría se dejan llevar por ideas falsas. Por ejemplo, el mercado no demanda lo mismo a los trabajadores ahora que hace treinta años; es un error seguir preparándose para el mundo laboral como si estuviésemos todavía en los años ochenta. Además, a muchos padres les hace ilusión que el niño estudie algo que suene bien, o lo que estudiaron el padre o el abuelo. El problema es que la ilusión tiene que venir del niño, no del resto de la familia.
Si quieres hablar con alguien que te pueda dar una opinión realmente formada prueba a hablar con un psicólogo industrial o un sociólogo especializado en recursos humanos. Han estudiado básicamente para conocer las exigencias del mercado en cuanto a capital humano se refiere. Saben lo que hay, y saben lo que se pide.
 Asiste a clases en la universidad: antes de que acabe el curso asiste a alguna clase de la carrera que tienes en mente. Verás cómo son las clases, el ambiente, y te harás una idea del entorno educativo en general.
 – Ten en cuenta tus capacidades y habilidades: es estupendo que tengas ilusiones y me parece genial que quieras hacer ingeniería industrial… pero si la última vez que hiciste bien un ejercicio de mates todavía echaban Barrio Sésamo en la tele tal vez deberías pensar que quizá algo un poco menos complejo matemáticamente hablando sería más adecuado para ti.

Y si tras tu primer año de carrera descubres que te has equivocado no pasa nada. Tendrás 19 años y una vida entera por delante para dedicarte a tu verdadera vocación.