Orientación, UNED, Universidad

Minipost: estudiar Psicología, ¿es más fácil a distancia o presencial?

Muchos habéis llegado a este blog realizando una interesante pregunta a la que creo que voy a tener que contestar con mucho cuidado para no ofender a nadie.

Hablando desde la experiencia, en un principio diré que en general es más fácil estudiar en régimen presencial. De esta manera se cuenta con clases a diario, lo que ayuda a retener el temario y organizar el calendario de estudio; los temarios son generalmente más cortos, en ocasiones hay exámenes parciales… Los profesores tienden a redondear la nota hacia arriba (un 4,8 suele ser un aprobado; en la UNED con un 4,95 REZAMOS para que al equipo docente de turno le apetezca aprobarnos), y, al conocer al equipo docente, puedes hacerte idea de qué clases de preguntas van a caer (aquello en lo que el profesor haga más énfasis, le interese más, sea su especialidad o diga abiertamente que es información muy importante y que puede caer en examen). Los exámenes de recuperación en ocasiones son los mismos que los de la evaluación normal, y los de la evaluación normal a menudo son sacados de otros años. Además, si en un examen no entiendes una pregunta puedes consultar al profesor, que en ocasiones (contabas) responde hasta la mitad del enunciado en el intento de aclararlo.

Los alumnos de la UNED nos enfrentamos a diario a problemas como organizar nuestro calendario de estudios, estudiar libros de 700 páginas en los que hasta la última coma es importante (nada de paja de por medio), en los exámenes no podemos realizar preguntas (lo cual es importante, pues en ocasiones son preguntas ambiguas y no siempre se entiende el significado), no se repiten los exámenes y hasta el último punto del libro es susceptible de caer en la prueba. Tenemos tal vez menos carga de deberes, pues no tenemos tarea semanal como en las universidades presenciales; pero a cambio tenemos que presentar un trabajo por asignatura y cuatrimestre que tiende a ser más bien largo. Conozco a mucha gente de la UNED que cambiaría a la universidad presencial sin dudarlo de tener el tiempo suficiente para asistir a clase, pues existe la creencia de que es menos difícil que la UNED.

Por último, Psicología se puede estudiar en dos universidades a distancia privadas: la UDIMA (de Madrid) y la UOC (de Cataluña; imparte titulaciones en castellano y catalán y es concertada, por lo que el precio se asemeja al de cualquier otro centro educativo). No conozco en absoluto los métodos educativos de la primera; de la segunda dicen que es pagar para que te regalen el título, pero no le doy demasiada credibilidad. Lo mismo dicen las malas lenguas de la UNED, y ya os digo yo que sigo esperando mi diploma. El sistema de estudios de la UOC permite elegir entre acudir a examen final (prueba de dos horas) o realizar una evaluación continua, consistente en tres trabajos cuatrimestrales por asignatura más una prueba final corta.

De todos modos no recomiendo preguntar qué universidad es más fácil, ya que es algo subjetivo. Pregúntate qué capacidades tienes tú. ¿Te gusta el trato diario con los compañeros? ¿Tienes facilidad para realizar trabajos en grupo? ¿Cuentas con el tiempo suficiente para ir a clase todos los días? La universidad presencial está hecha para ti. ¿Eres capaz de organizarte bien y cumplir tus horarios? ¿Eres más solitario, o no te importa tanto el trato con la gente? ¿Estás harto de hacer trabajo en grupos? ¿Tienes buena memoria, entiendes todo rápido y cuentas con paciencia suficiente para memorizar libros interminables? ¿No llevas muy bien lo de tener que ir a clase por obligación? En ese caso, la UNED es una opción interesante.

Pregúntate también qué vas a aprender. Hay gente que memoriza libros enteros en cuestión de horas, pero lo olvida tan rápido como lo aprendió. La universidades que tienen temarios más cortos tienen el inconveniente de que aprendes menos materia, pero si tienes mala retentiva tal vez te compense más saber menos cosas, pero saberlas bien, que contar con mucha información difusa en tu cabeza. Excepto en el caso de que solo quieras el título por tener un diploma en tu pared, seguramente quieras bien trabajar de ello, bien tener la satisfacción de haber aprendido algo interesante durante tus años de estudio; en ambos casos querrás salir de la carrera con la sensación de saber lo más posible. Recuerda que vas a invertir en ello tu tiempo y tu dinero. No pienses nunca “qué es fácil”, si no “qué es mejor para mí”.

Anuncios
Orientación, UNED

¿Cual es la carrera más sencilla de estudiar en la UNED?

A los que llegáis a mi blog buscando este resultado tengo un importante consejo que daros: NO ESTUDIÉIS EN LA UNED. Ni en ninguna universidad.

Una carrera no es sencilla ni fácil; es el estudiante el que es apto o menos apto. He tenido amigos que con un 8 de media en bachillerato científico me han dicho que eligieron ese bachiller precisamente por los números, que asignaturas como lengua, historia y filosofía les costaron un quintal. Es gente que es apta para números y lógica, pero no para memorizar libros interminables. Igualmente hay muchísimos estudiantes de ciencias sociales que adoran las matemáticas o la física pero no se atrevieron a cursar estudios relacionados porque estas materias no se les dan suficientemente bien. Personalmente, por ejemplo, le tengo pánico al libro de historia. He conocido un montón de gente a quien le parece sencilla de memorizar, pero para mí es una tortura inaprobable.

En la UNED ocurre lo mismo. He aprobado a la primera asignaturas de las que la gente habla porque a mí me apasionaban y se me daban bien; otras asignaturas con frecuencia categorizadas como “asequibles” (que no fáciles) me han costado la vida, mientras compañeros míos presumían de notable habiendo estudiado lo mismo o menos. La regla general es que cuanto menos te interesa una asignatura más difícil es aprobarla (obvio), aunque hay frecuentes excepciones de materias que me parecen super interesantes y en las que he sido un fracaso total como alumna. Creo que este año me va a pasar con varias asignaturas de Sociología: Migraciones y Diversidad son super interesantes hasta que el examen consiste en preguntas de desarrollo sobre un temario de 700 páginas.

Estudiar NO es fácil. En ninguna universidad ni instituto. La materia te puede interesar más o menos, se te puede dar mejor o peor, pero un fácil generalizado, no existe. Nunca. Empeñarte en estudiar una carrera aunque no te gustase solo por tener el título podía estar bien hace veinte o treinta años, pero ya no. Estudiar NO IMPLICA tener trabajo, así que no malgastes tu tiempo y tu dinero empeñándote en hacer algo que te la suda, hablando claro y mal. Si los grados ofertados por la UNED no te atraen hay un montón de universidades españolas que ofertan grados a distancia, tales como la URJC y la UOC. Busca lo que te apasione; y si no lo encuentras, prueba con un FP o prueba a adquirir experiencia en el ámbito de tu interés. Es mejor no tener estudios superiores, pero sí experiencia, conocimientos e interés en el trabajo que ser un licenciado en Algo Fácil a quien le resulta indiferente su carrera.

Uncategorized, UNED, Universidad

¿Es posible matricularse fuera de plazo en la universidad?

Si sobran plazas, lo que puedes hacer sin problemas es matricularte sin realizar preinscripción. Es decir, no tienes que apuntarte a las listas de las notas de corte, es posible que la facultad te deje matricularte aunque en tu vida hayas solicitado acceso a esa carrera. Para ello tendrás que esperar a que salgan las listas de admisión definitivas de Septiembre (que en realidad salen en octubre, al menos en Madrid).

Matricularse fuera de plazo es más complicado; hay que que solicitar un permiso especial a la universidad, que depende básicamente del humor del rector. En mi primer año en la UNED me admitieron fuera de plazo bajo la excusa “¡no sabía como funcionaba la págiba web! No pude matricularme a tiempo“. En mi segundo año en la UCM di excusas mil veces más razonables (la automatrícula del campus virtual no funcionaba en mi ordenador, vivía a tres horas de a facultad, trabajaba y estaba de mudanza, no tenía modo humano de ir a la universidad a hacer hora y media de cola en secretaría) y me dijeron que ni hablar, que a llorar fuese a un entierro. Conseguí matricularme gracias a un profesor que me ayudó a mover hilos, pero fue de casualidad; no confiéis en la suerte, que en la universidad no siempre funciona.

Uncategorized, UNED

Minipost: ¿Sirven los libros de la UNED de un año para otro?

Los libros no suelen cambiar, pero no recomiendo comprarlos antes de que salga la lista oficial de libros, por si acaso. Como vosotros bien sabéis muchos libros de la UNED vienen con una cantidad de fallos preocupante, y los alumnos nos solemos quejar para pedir que modifiquen el temario; nunca se sabe cuándo nos van a hacer caso. Me han informado de que este año, por ejemplo, van a cambiar el libro de Psicología de la Memoria. Al parecer van a sacar una versión revisada y (teóricamente) sin errores.

Para consultar la bibliografía obligatoria podéis entrar en las guías de las asignaturas que están colgadas en http://www.uned.es.

Uncategorized, UNED, Universidad

¿Es fácil aprobar en la UNED?

En esto de estudiar hay una regla básica, y es que hagas lo que hagas tu carrera es la más difícil y tu universidad la más exigente. Y esto te lo dice igual un médico que un maestro, ambos se ofenderían terriblemente si criticases lo más mínimo su plan de estudios. A los estudiantes de la UNED esto nos molesta bastante más, porque la gente tiende a criticar los estudios a distancia sin saber absolutamente nada de ellos. Un problema añadido de esta clase de comentarios es que a menudo llega a nuestra universidad gente que se ha matriculado en ella pensando que en distancia regalan los títulos, con el consiguiente fracaso y pérdida de tiempo y dinero que ello supone; por eso considero importante informarse bien antes de comenzar a estudiar aquí.

Cuando entré a la UNED estaba ya estudiando a distancia (bachillerato), así que el shock no fue tan fuerte como esperaba. Sin embargo, recuerdo lo perdidísima que me sentí en mi primer trimestre estudiando bachiller a distancia: por eso ahora me gusta hablar en persona con todos los que se plantean matricularse la UNED y no están seguros. El mundo de los estudios distancia puede ser confuso al principio. Intentaré dar algunas respuestas, tanto para los que queréis estudiar aquí como para los que despreciáis esta universidad pensando que es algo así como una tómbola de pago:


1. ¿Es fácil?

¿Es fácil aprobar un examen de lengua española de 1º de la ESO? Pues hombre, eso depende de si has estudiado o no, y de si hablas español o no tienes ni idea. Lo mismo con la UNED, igual que con cualquier otra institución educativa. No hay cosas fáciles ni difíciles, solo métodos que te funcionan mejor o peor. Que TE funcionan. A TI. Porque tú eres el único que tiene tus capacidades. A mí, por ejemplo, la UNED me funciona muchísimo mejor, porque necesito tener una estructura muy clara de la asignatura, soy más bien solitaria, no acabo de valorar el contacto con gente en la universidad presencial y tengo buena retención de información cuando a mi cerebro le da la gana. Hay gente que se desmotiva mucho si no tiene contacto diario con el ambiente universitario y necesita que le den la lata en clase con el temario, porque si no es demasiado desorganizado para estudiar. Para gustos, colores.


2. ¿Cómo es el temario?

Largo y caro. Cuando digo largo, digo larguísimo. Hago una carrera presencial y otra a distancia, y tienen ciertas asignaturas comunes. En la carrera presencial tengo aprobadas estas asignaturas sin hacer absolutamente nada, mientras que en la UNED he suspendido. Los libros más cortos tienen alrededor de 450 páginas, los más largos que he tenido hasta el momento tenían alrededor de 750. La tontería de los libros puede salirte fácilmente por 70 euros por asignatura. Comparados con los apuntes y la bibliografía que me han dado en presencial no están nada mal, aunque con frecuencia fallos gramaticales e incoherencias similares que los profesores corrigen a través del campus virtual.


3. ¿Y las clases?

Pues he ido a pocas, la verdad. Solo voy a clase cuando alguna asignatura me desanima muchísimo. La mayoría de los profesores suelen tener el suficiente interés en su asignatura para transmitírtelo a ti también. Pero ir a clase no es mi estilo, lo hago en las ocasiones justas y necesarias; a lo largo de dos años habré ido a unas 6 o 7. En general son más o menos amenas y hay muy buen rollo con la gente. Lo mejor que tienen es que puedes seguir las clases en directo a través de tu ordenador, estés donde estés. Una cámara apunta al profesor, otra pantalla te permite ver todo lo que aparece en el proyector/pizarra electrónica, y una pantalla de chat te permite comunicarte con el aula. ¿No es genial? Pues no, es aún mejor: las clases se quedan grabadas para que las veas cuando quieras. Y todavía más increíble: me dejan ver clases de asignaturas que no son de mi carrera. Os parecerá una chorrada, pero yo ya no veo la tele, veo las tutorías de la UNED.
Aunque hay que admitir que en alguna asignatura la calidad del sonido es pésima porque los profesores aún no se han acostumbrado a hablar en dirección al micro, pero poco a poco va cambiando.

4. ¿Y el campus virtual?
En la mayoría de (mis) asignaturas los profesores entran a diario para corregir dudas, suben material complementario y actividades de autoevaluación. Aunque con los profesores he tenido poco trato. Lo que me gusta de los foros es el increíble compañerismo que reina en ellos. Los compañeros con más dedicación suben sus resúmenes, esquemas y audios con el temario para ayudar a quienes no tienen tiempo de confeccionar sus propios apuntes, comparten dudas, hacen grupos de estudio… Qué sería de mí si no tuviese su ayuda.
Aparte de los foros oficiales de cada asignatura existen vías de comunicación adicionales: los grupos de Facebook y los de Whatsapp. Dependiendo de la carrera, existen más o menos grupos. En psicología hay al menos uno por asignatura, si no más; a través de ellos compartimos apuntes, dudas y nervios. También existen grupos off topic en los que hablamos de tonterías, quedamos para tomar café y conocemos gente. La universidad a distancia ya no es una experiencia tan solitaria como la de aquellos primeros alumnos que empezaron con esta experiencia.

5. ¿Cómo es la evaluación?
Como les da la gana. No hay parciales, solo examen final, y esta es una regla básica, inamovible y que duele mucho en comparación con otras carreras, donde a base de parciales se quitan el 70% del temario para el examen final. Aquí te juegas 750 páginas de temario en una o dos horas de examen. Normalmente son tipo test, lo cual suena facilísimo, porque la gente escucha esa palabra y cree que lo que hacemos es un test de la Super Pop. Pues no, en absoluto. Son 30 o 40 preguntas muy específicas, cada una de las cuales puede referirse a una línea cualquiera de las 700 páginas que te has estudiado. A una línea CUALQUIERA. De todo el libro. Sí, será tipo test, pero como se te haya olvidado el año en el que escribió X libro un autor que sólo aparece mencionado una vez en la cuarta línea de la octava página del capítulo 6, ya estás perdiendo puntos. Los fallos restan (obvio). Por lo general el examen cuenta sólo un 90% de la nota, el otro 10% está representado por una o dos prácticas por asignatura y semestre. En alguna asignatura estas prácticas son obligatorias, y si no las has entregado y aprobado no puedes presentarte al examen. Las horas de entrega son cuanto menos curiosas, del tipo “3 de marzo a las 23 horas, 55 minutos y 55 segundos”; y sí, si te pasas un sólo segundo más estás suspenso. Normalmente solo cuentan la nota de las prácticas si en el examen has sacado un 4.5 (en el mejor de los casos). En la mayoría de los casos las prácticas son a distancia, aunque en Psicobiología es necesario ir varias veces por cuatrimestre al centro asociado para realizarlas.
No se aprueba a nadie cuya nota media esté por debajo del 4,95. En ocasiones ni por ésas. He visto a compañeros desesperados preguntando si las respuestas acertadas del examen contaban 0,33 o 0,33 periodo, porque en el primer caso les quedaba un 4,95 y sólo en el segundo se les subía la nota a 5.
También hay exámenes de desarrollo, aunque están desapareciendo. Suelen ser 4 o 10 preguntas a contestar brevemente.
El porcentaje de abandono en la UNED es altísimo; solo en el primer curso abandonan alrededor del 40% de los estudiantes, yendo muchos de ellos a otras universidades a distancia o presenciales por considerarlas más sencillas. Es necesario reflexionar muy bien antes de matricularse en ella, para evitar ser parte de los estudiantes que no vuelve nunca más a pisar la facultad.

6. ¿Tiene prestigio?
Al principio esto me preocupaba muchísimo. Ahora me la sopla olímpicamente. Estoy haciendo un gran esfuerzo para aprobar, estoy aprendiendo muchísimo y sin duda, estoy haciendo mucho más que en la mayoría de las facultades de psicología presencial (y ojo, que digo mayoría, no todas; no dudo que hay universidades tradicionales excelentes). Si algún empleador o alguna empresa no es capaz de valorar el sacrificio que supone no me merece la pena trabajar con ellos, así sea el sueldo superior al del rey.
Sin embargo, puedo decir objetivamente que los estudiantes de la UNED siempre son de los primeros en las pruebas del PIR (como el MIR pero para psicología… Sí, Psicólogo Interno Residente. Existe), así que tan mala no será.

Espero que os resulte de ayuda 🙂