Archivo mensual: septiembre 2013

E-learning en FP

Hoy os voy a hablar de uno de los grandes timos de la educación: el sistema e-learning.

Resulta que hace años, así por gusto, comencé a cursar un FP. En su momento lo dejé a medias porque no me interesaba continuar, pero este año decidí volver a matricularme. No quería hacerlo presencial -odio los estudios presenciales- y el instituto que anteriormente ofrecía este FP a distancia en mi zona ya no ofrecía esta modalidad, pero sí la de e-learning, por lo que decidí matricularme.

Tras todo un curso tengo que decir que estoy profundísimamente decepcionada con el sistema de e-learning. Es un método muy simple: no hay una puta clase (en distancia sí las hay, aunque la asistencia es voluntaria), no hay modo de hablar con los profesores cara a cara (en distancia atienden de manera presencial, aparte de por email e incluso teléfono) y todas las relaciones se realizan a través de un foro mal diseñado. Los apuntes (no hay libro) los descargas de ahí, los trabajos los entregas por ahí… eso sí, los exámenes presenciales (lógico), la matrícula también (y buena suerte haciendo cola tres horas en secretaría) e incluso la solicitud de contraseña para acceder al puto foro (no entiendo por qué tengo que ir al centro de estudios para pedir esto. De verdad. ¿En serio esperan que alguien suplante mi identidad telefónicamente para hacer los deberes en mi nombre?).

Mis quejas de este sistema, al menos para las comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha, son las siguientes:

– Se supone que es educación para adultos. Para adultos que trabajan y tienen más responsabilidades, se puede entender. Por eso no comprendo que haya una sola fecha de examen para cada asignatura; ¿y si tenemos otras cosas que hacer QUÉ? Vale, puede que la ley defienda mi derecho a faltar al trabajo para ir a un examen, pero no son pocos los jefes que se limpian el culo con los convenios colectivos. Por no hablar de la gente que tiene niños, cargas familiares, etc.

– Para presentarse a examen es totalmente obligatorio hacer ejercicios con una carga horaria bastante alta para lo inútiles que son. Un trabajo por tema, un examen virtual por tema y participar una vez por cuatrimestre en un foro en Internet. Haciendo todo de golpe se puede tardar, pongamos, un día por asignatura. Lo cual no es mucho, pero me jode que sea obligatorio para ir a examen. La mayoría de las personas que estudian a distancia tienen cosas mejores que hacer que perder su tiempo con inútiles ejercicios obligatorios. Y digo inútiles porque, telita con el contenido… me han mandado ejercicios de temas que ni siquiera son parte de mi temario, ejercicios larguísimos sin utilidad ninguna y que podría hacer un niño de doce años, que lo único que sirve es para quitar tiempo. Me han mandado ejercicios complicadísimos cuya explicación no está en nuestros apuntes y me han obligado a hacer trabajos para aburrir de asignaturas como inglés, que hablo a un nivel bastante superior a lo exigido en el módulo y no me dejaban convalidar por ningún título ni curso adicional.

Y me parece una soberana gilipollez. Si estudio a distancia es para estudiar por mi cuenta y a mi modo, no rigiéndome por estrictísimos plazos de entrega de ejercicios inútiles de los que apenas he aprendido nada.

– Los apuntes están MAL. Ejercicios de matemáticas y contabilidad donde los datos del enunciado no corresponden a los datos de los ejemplos del ejercicio resuelto, faltas de ortografía… Muchísimo relleno, un lenguaje totalmente infantil -solo lo he visto equivalente en libros de 1º de primaria-, un formato totalmente incompatible con la impresión, lo que obliga a redactar apuntes de manera manual copiando todo el rato del ordenador -ideal para la vista-. El que propuso hacer los foros así, un genio.

– El sistema es pseudoexperimental. Lo cual significa que hacen lo que quieren con él. Mi Comunidad Autónoma, por ejemplo, decidió en pleno mes de mayo que mi provincia no iba a seguir ofreciendo mi FP el próximo curso porque prefieren dar otro distinto. Eso sí, nos ofrecen prioridad en la admisión en un instituto que queda a unos 250 km del mío. ¿No queríais estudiar a distancia? Pues tomad distancia.

– La mayoría de los profesores son muy poco flexibles. No te molestes en pasarte una sola hora del plazo de entrega de uno de esos ejercicios inútiles, que ya vas directamente a recuperación. Para eso prefiero estudiar en presencial, sinceramente.

Además, el sistema de comunicación es lento, lo cual no ayuda. Una vez pregunté a una profesora hasta qué fecha podíamos entregar un ejercicio. Me contestó tres días más tarde dos horas fuera de plazo y me dijo básicamente que me podía comer el ejercicio con patatas.

Espero mucho más que eso de un profesor.

 

 

Sinceramente, no recomiendo en absoluto el e-larning. Por lo menos no para FP. Tengo clarísimo que no vuelvo a matricularme en esto en mi vida; a partir de ahora o distancia, o presencial o pruebas libres, pero no más tonterías en las que me traten como a un maldito niño de tres años de edad.

Esta es mi opinión, relativa al FP de Gestión Administrativa en el IES Brianda de Mendoza (aunque cabe decir que los apuntes son exactamente los mismos para toda Castilla-La Mancha y a raíz de los errores en los ejercicios, puedo arriesgarme a decir que incluso para Madrid). Si tu experiencia en e-learning ha sido distinta no dudes en contármela; me encantaría poder pensar que el problema es que el inútil es mi instituto, y no el correspondiente encargado en el Ministerio de Educación.

7 comentarios

Archivado bajo Uncategorized