Blog, Uncategorized

Así consigue Finlandia ser el número uno en educación

Hace un par de días encontré en el ABC este texto. Como siempre que echo un vistazo a artículos sobre política, economía o educación comparada, me enervó la lectura. Tendemos a la noticia sensacionalista y a sacar todo de contexto para ensalzar lo estupendo que es todo fuera de España y lo mal que va aquí, olvidando algo básico: estamos comparando resultados, pero se nos olvida comparar condiciones de partida. Finlandia no parte de las mismas características climatológicas, paisajísticas ni demográficas que nosotros, y por lo tanto jugamos en ligas distintas. Eso es algo que no se debería olvidar.

Este artículo en concreto contiene tres partes que me mosquean bastante:

– “Apenas un 8% de los alumnos finlandeses no terminan sus estudios obligatorios, frente a un 30% de españoles que no acaban el Bachillerato”. Ya, claro, y apenas un 2% de los redactores del ABC tiene rigor periodístico, en comparación con el 43% de lectores de El País que fuma tabaco. Vamos a ver, M. Arrizabalaga, no mezcles peras con manzanas. La educación obligatoria de este país es la ESO, no Bachillerato, y según datos de la OEI la tasa de abandono de la ESO entre la población española es del 13,3%. Sigue siendo una tasa algo superior a la de Finlandia, pero hay una seria diferencia porcentual con los datos que da usted, ¿eh?

– “La jornada escolar suele comenzar sobre las 8,30-9 de la mañana hasta las 3 de la tarde, con el paréntesis del almuerzo a las 12-12,30 horas. En total, suman 608 horas lectivas en primaria, frente a las 875 horas de España“. Pues mire, eso depende, porque las Comunidades Autónomas de este país tienen las suficientes competencias en educación para poner los horarios que les da la gana. Mis compañeras de piso, que son catalanas, han tenido clase por la tarde hasta Bachillerato; mientras tanto yo entraba al colegio a las 08.30 y salía a las 14.00, con mi media hora de recreo. Habiendo tanta diferencia entre Comunidades creo que es un grave error hablar de medias. Menos aún sin saber cómo de centralizada está la educación en Finlandia, ¿habrá tantas diferencias por regiones como aquí?

– “En Finlandia el 80% de las familias van a la biblioteca el fin de semana“. Esta frase me molesta especialmente. La veo muy ambigua. ¿Cual es el porcentaje de familias españolas que va a la biblioteca en España? Además, cuando decimos familia, ¿nos referimos a que vaya a la biblioteca uno de los miembros o a que vayan todos en plan familia feliz? Por último, ¿qué leen? Porque me parece un dato muy importante. No es lo mismo leer novelitas, que al fin y al cabo es como ver una película o jugar a un videojuego, que leer por gusto manuales de medicina y política. Conozco varias personas que no acabaron la ESO hasta los 17 y leen muchísimo; también os puedo decir que en la universidad abunda la fauna que se toma los yogures caducados con tal de no tener que leer la fecha de caducidad. Si leer cualquier cosa hace culta a la gente, yo, que soy adicta a Whatsapp, debo de encontrarme entre la cúspide intelectual de este país. Y encima sin enterarme, ains…

Y tú, ¿qué opinas?

Anuncios

5 thoughts on “Así consigue Finlandia ser el número uno en educación”

  1. Creo entender un poco sobre el tema después de 5 meses viviendo aquí y dar un día clase en una escuela de educación primaria (esta escuela a diferencia de lo que dice el articulo tiene la parada del almuerzo a las 10:30 de la mañana), la cual pude visitar completamente. Y bueno, no sé si también me han comido la cabeza o que mis métodos educativos no combinan mucho con la enseñanza que se realiza en España, pero no estoy de acuerdo con tu opinión.

    Creo que desgraciadamente en España mucha gente que no sabe qué hacer con su vida se mete a estudiar magisterio: es fácil entrar, fácil de aprobar y si consigues tu plaza tienes trabajo fijo y bastantes vacaciones. Se les olvida algo tan fundamental como el no tener vocación o el no saber el tema del que enseñan (al menos yo he tenido maestros de inglés que no saben inglés). Personalmente me produce tristeza el pensar que cuando he llegado a Finlandia he decidido estudiar un idioma tan complicado como lo es el finés para no tener que estudiar más inglés porque estoy completamente aburrida de hacerlo, algo de lo que creo que tiene cierta culpa el sistema ante el cual me he encontrado. Cuando estuve en esta escuela de educación primaria de Finlandia estuve enseñando baile a alumnas de 7º grado (13 años) que podían entender perfectamente todo lo que les decía en inglés, mi hermano de la misma edad tiene problemas para construir alguna frase en este idioma, algo falla.
    Aquí aumentando la dificultad de la carrera y de acceder a ella cambia la cosa, al menos lo que he podido comprobar hasta el momento. Los maestros son respetados y valorados. Hay una diferencia enorme entre decir en España y en Finlandia que estudias magisterio, mientras que en España se lo suelen tomar a broma (llevo 3 años escuchando chistes sobre mi carrera y tal) aquí es algo serio y respetado, y en este aspecto creo que la demografía o el clima no tienen que ver mucho.

    Por otra parte en Finlandia es tan importante el estudiar como el descansar, me parece un acierto el que entre clase y clase hayan 15 minutos de descanso, me parece un acierto el que hayan clases optativas como drama, teatro o talleres con madera, me parece un acierto que haya una orquesta en el aula de música y que aprendan a tocar instrumentos (mientras que mis recuerdo son de pasarme las horas coloreando dibujos en clase de música en 6º de primaria), me parece un acierto la amplitud de las aulas, el que haya un gran sofá en cada una de ellas. Por supuesto que algunas de estas cosas no son fundamentales, y que aquí si que entran esos aspectos que has mencionado (en españa quizás no nos podamos permitir todas estas cosas debido a la demografía, al igual que otros aspectos que estoy omitiendo como el número de alumnos por clase en ambos países o la gratuidad o no de la enseñanza) pero mientras que en España se potencia el aprendizaje memorístico aquí todo es más práctico y se potencia el descubrimiento. No es tan importante la enseñanza como lo es el aprendizaje.

    Después de 5 meses aquí, y aplicándolo a mi campo, pienso que o las cosas cambian mucho, o va a ser muy difícil que yo acabe viviendo en España y el principal motivo que me lo va a impedir es la educación. Yo NO quiero que mi hijo aprenda a leer y escribir con 3-4 años, y el aprendizaje de la lectoescritura se ve cada vez más como algo a realizar en la educación infantil, los padres te presionan para ello mientras que a esa edad lo más importante es que el niño sea niño, que él sea el protagonista de su desarrollo, que descubra, que juegue, que vaya contento al centro y no el tenerlo sentado trabajando durante varias horas. Aquí en Finlandia hasta los 6 años que se comienza preescolar se va a guarderías donde no se le enseña al niño a leer y a escribir a no ser que este lo quiera ya que esta motivado para ello.

    Por supuesto que no está bien generalizar, que en España también habrá colegios y profesores excelentes, y que quizás todo tampoco sea perfecto en Finlandia, y que hay casos que no se pueden comparar pero en España hacen falta cambios, y según mi punto de vista están muy alejados de lo que está haciendo el gobierno.

    1. Vale, ahora sí que tengo tiempo (en realidad debería estar durmiendo, pero bueno, ya dormiré mañana xD).

      No digo que la educación en Finlandia sea mejor ni peor. Lo que critico es la falta de rigor periodístico e investigativo, no el sistema educativo de ningún país. De todos modos tu opinión me parece interesante y por eso aprovecho y comento sobre ella, que siempre me ha gustado debatir XD

      He escuchado bastante eso de que en Finlandia tu carrera es más difícil y está mejor valorada. No sé si realmente es necesario que la carrera sea más difícil (ya me parece bastante absurdo el temario de muchas asignaturas… vamos a ver: repasar fundamentos de química está bien, estudiar química a nivel bachillerato me parece absurdo, eso no se le va a enseñar a los niños y es problemático para quienes vienen de bachiller de letras). Sí que es causa de que hagamos chistes de ella, obvio. Es natural que nos riamos cuando nuestros amigos de esa carrera nos cuenten que su trabajo para mañana consiste en hacer un collage con hojas secas o dibujar la huella de su mano en una cartulina (trabajos reales que han hecho amigos míos en las semanas anteriores) mientras tú tienes que desarrollar unas investigaciones que casi te dan ganas de ponerlas bajo copyright por si las publica el profesor. Ahora bien: nos reímos, pero es que un profesor de infantil o primaria debe hacer cosas de esas. No tiene ningún sentido poner a un ingeniero a hacer collage ni poner a un maestro a diseñar puentes. Nos reímos, como también nos reímos de que los ingenieros no follan o cualquier otro estereotipo, pero en el fondo son cosas que nos dan igual y que son así por que deben ser así. También es cierto que a magisterio entra mucho choni porque no le daba la media para más, en eso estoy de acuerdo, pero la solución no pasa por endurecer la carrera si no por endurecer el acceso. Ahora mismo sobran maestros sin trabajo en este país. A patadas. Sería mejor reducir plazas de magisterio en universidades. La nota de corte sube, entra gente más motivada y preparada, y de paso dejamos de invertir en futuros parados. Suena un poco putada porque más de uno se quedará a las puertas de la carrera, pero la vida es así; si todos somos universitarios al final el título no se valora.

      Respecto a las cosas que cuentas de las clases en Finlandia, quitando lo de los sofás, yo he tenido siempre todo eso. Por eso hablo de las variedades demográficas y las diferencias entre las autonomías. Sí, yo he tenido clases de teatro, aprendíamos a tocar distintos instrumentos en música, aprendimos a trabajar la madera, hicimos telares, hicimos un montón de excursiones, teníamos pequeños descansos entre clases (cinco minutos, pero teniendo en cuenta que no teníamos clases por las tardes, salíamos a la hora de comer). Te doy la razón en lo del aprendizaje memorístico. Hace poco estuve hablando con mi compañera de piso de lo útil que sería que existiesen distintas escuelas en función de los métodos de aprendizaje que funcionan mejor para cada alumno.. supongo que sería un verdadero engorro para el Estado, pero potenciaría muchísimo las capacidades individuales.

      Respecto a la educación en Infantil y los objetivos de ella en cada país.. pues ahí sí que no me meto en absoluto, porque admito que no tengo ni la más mínima idea XD Aunque ahora que mencionas lo de la lectoescritura, recuerdo todavía algún ejercicio de unir palabras con su símbolo correspondiente.. dios, una verdadera tortura. Teníamos cuatro añicos y ni puta idea de escribir; la idea era que por algún motivo nuestras mentes infantiles tenían que haber retenido de manera fotográfica palabras tales como “LUNA”. Conclusión: toda la clase uniendo símbolos al azar. El cerebro a esas edades no está suficientemente desarrollado; si algún padre tiene un hijo superdotado debería tomarse él la responsabilidad de enseñarle aquello que crea necesario, pero obligar a todos los críos a intentar hacer algo para lo que no están preparados… supongo que al final en este último punto también te doy la razón XD

    1. Gracias por el artículo. No lo conocía, pero me ha parecido muy interesante conocer el modelo educativo finlandés de una manera más profunda que lo que suele publicar la prensa y la información general; y al mismo tiempo suficientemente clara para que una persona cualquiera pueda comprenderlo. Por otra parte no conozco la excelencia educativa de los sistemas educativos de Alemania y EEUU, mencionados también en el texto, pero tienen muy buena fama, al margen de los resultados que hayan podido obtener en pruebas internacionales (no tengo mucha fe en los resultados del informe PISA y similares, a la vista de las pruebas que hicieron a mi clase en 6to de Primaria y 3ro de la ESO). ¿Cómo elegir qué tipo de sistema adoptar? Me parece un tema muy interesante del que me gustaría tener más información.

      Me sonaba tu correo electrónico, así que lo he comprobado en Google. ¿Eres el autor de “los mecanismos del mercado en la Educación”? ¿Un alumno suyo? Tengo curiosidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s