Formación Profesional

Plazas libres en FP

Me informan del IES Brianda de Mendoza de Guadalajara que todavía quedan plazas del FP de grado medio de Gestión Administrativa en e-learning. En esta modalidad educativa solo hay que ir al centro a hacer los exámenes, por lo que se puede apuntar gente de cualquier provincia.

Si conocéis cualquier otro FP donde todavía queden plazas no dudéis en comunicarlo por aquí. Hagámosle un favor a esas personas que no consiguieron plaza en nada este año para que aún puedan encontrar algo en lo que invertir este curso.

 

Blog, Uncategorized

Báilame el agua

Sí, sé lo que quiero.

Prefiero morir vicioso y feliz a vivir limpio y aburrido. Prefiero encontrar una estrella en el fango a cuatro diamantes sobre un cristal. Prefiero que la estrella queme, sea fuego, a un tacto rezumante de frialdad. Prefiero besar el duro suelo veinte veces para llegar una sola vez a lo más alto a escalar poco a poco, sin caer nunca pero sin llegar jamás a la cima. Prefiero que me duela a que me traspase, que me haga daño a que me ignore. Prefiero sentir. Prefiero una noche oscura y bella, sucia y hermosa, a un montón de días claros que no me digan nada. Prefiero una cadena a un bozal. Prefiero quedarme en la cama todo el día pensando en mi vida a levantarme para pensar en la de otros. Prefiero un gato a un perro. Porque el gato te araña, es infiel, te ignora, se escapa, pero sabes que, a pesar de todo, no podría vivir sin ti. En cambio, el perro es tonto, no sabe nada, te obedece hasta el absurdo. Prefiero las mujeres gato a las mujeres perro, por las mismas razones. Prefiero el mar a la montaña. La vida es una noche tumbado en la playa, mirando las estrellas sin verlas, soñando despierto, dejando que la arena se cuele entre los dedos de mis pies, embriagado de todo. Y la noche, siempre la noche. Nunca la luz del sol. La noche es mágica. Me hace vivir, no pensar. Me pone en movimiento. Rompe mis esquemas. Prefiero las noches frescas de verano, andar con poca ropa, sentarme en el suelo y meterme algo de vida en el cuerpo. La mañana me sabe a dolor de cabeza. Me da sueño. Me quita las ganas de hablar. Me recuerda que soy mortal. Me recuerda que soy normal. La noche me hace único. Prefiero experimentar las cosas, aunque me hagan mal. Aunque me hiervan la sangre. Prefiero probarlo todo a morirme sin saber lo que me gusta. Y, más que nada, prefiero la vida que dan sus besos de caramelo y la suave caricia de su piel caliente.

Fragmento de Báilame el Agua, de Daniel Valdés.

Técnicamente este blog trata sobre educación, no sobre cosas chachis que he leído últimamente, lo sé. Pero técnicamente todo encaja, ¿no? Todo es parte de lo mismo. La educación es parte de la enseñanza. Los valores son parte de la educación. Los valores son parte de la sociedad. La sociedad es parte de las personas. Sin reflexionar sobre personas, sociedad y valores no se puede intentar mirar más allá.

Orientación, UNED

¿Cual es la carrera más sencilla de estudiar en la UNED?

A los que llegáis a mi blog buscando este resultado tengo un importante consejo que daros: NO ESTUDIÉIS EN LA UNED. Ni en ninguna universidad.

Una carrera no es sencilla ni fácil; es el estudiante el que es apto o menos apto. He tenido amigos que con un 8 de media en bachillerato científico me han dicho que eligieron ese bachiller precisamente por los números, que asignaturas como lengua, historia y filosofía les costaron un quintal. Es gente que es apta para números y lógica, pero no para memorizar libros interminables. Igualmente hay muchísimos estudiantes de ciencias sociales que adoran las matemáticas o la física pero no se atrevieron a cursar estudios relacionados porque estas materias no se les dan suficientemente bien. Personalmente, por ejemplo, le tengo pánico al libro de historia. He conocido un montón de gente a quien le parece sencilla de memorizar, pero para mí es una tortura inaprobable.

En la UNED ocurre lo mismo. He aprobado a la primera asignaturas de las que la gente habla porque a mí me apasionaban y se me daban bien; otras asignaturas con frecuencia categorizadas como “asequibles” (que no fáciles) me han costado la vida, mientras compañeros míos presumían de notable habiendo estudiado lo mismo o menos. La regla general es que cuanto menos te interesa una asignatura más difícil es aprobarla (obvio), aunque hay frecuentes excepciones de materias que me parecen super interesantes y en las que he sido un fracaso total como alumna. Creo que este año me va a pasar con varias asignaturas de Sociología: Migraciones y Diversidad son super interesantes hasta que el examen consiste en preguntas de desarrollo sobre un temario de 700 páginas.

Estudiar NO es fácil. En ninguna universidad ni instituto. La materia te puede interesar más o menos, se te puede dar mejor o peor, pero un fácil generalizado, no existe. Nunca. Empeñarte en estudiar una carrera aunque no te gustase solo por tener el título podía estar bien hace veinte o treinta años, pero ya no. Estudiar NO IMPLICA tener trabajo, así que no malgastes tu tiempo y tu dinero empeñándote en hacer algo que te la suda, hablando claro y mal. Si los grados ofertados por la UNED no te atraen hay un montón de universidades españolas que ofertan grados a distancia, tales como la URJC y la UOC. Busca lo que te apasione; y si no lo encuentras, prueba con un FP o prueba a adquirir experiencia en el ámbito de tu interés. Es mejor no tener estudios superiores, pero sí experiencia, conocimientos e interés en el trabajo que ser un licenciado en Algo Fácil a quien le resulta indiferente su carrera.

Blog, Uncategorized

La estrella de la mañana

De pronto se dio cuenta de lo evidente: les odiaba, y no se sentía culpable de ese sentimiento. Les odiaba por ser distintos, y por saberlo, por hacer que él se sintiera diferente aún sin pretenderlo. Eran refinados, cultos, imbéciles… No, eso sí que no era justo. ¿Imbéciles por qué, solo por ser ricos? Quizá no tuvieran la culpa. Habían nacido así y no podían saber nada más. Pensar de esa forma era, además, otro tipo de racismo.

¿Cómo le veán a él?
Fragmento de La estrella de la mañana, de Jordi Sierra i Fabra. No suelo leer nada de este autor, pero hace unas semanas me sentí tentada de releer el único de sus libros que me gustó (El loco de la colina) y al final salí de la biblioteca cargada de obras suyas. La estrella de la mañana ha sido, hasta el momento, una de las mayores pérdidas de tiempo de mi vida, pero este párrafo enconcreto merece la pena. Me gusta mucho porque describe no solo las diferencias de clase, si no las diferencias. Así, a secas.

Formación Profesional, Uncategorized

Tres puntos de vista sobre la FP Dual

Hoy vengo a presentaros tres blogs sobre FP Dual que son muy interesantes, especialmente considerando las diferencias de rol entre las personas que los escriben.

El primero creo que ya lo había mencionado. Es el blog de Adruy al descubierto, y está escrito por una estudiante que ha solicitado este año FP Dual… y se encuentra como todos: perdida y sin explicaciones. Quien no haya sido parte de este plan comenzará a entender cómo nos sentimos todos al depender de un plan educativo que nadie, ni siquiera en los propios centros educativos, sabe de qué va (¡y eso que es el segundo año que existe!)

El segundo es Damn Dual!, de una alumna de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma. Se trata de una alumna de 2º curso, que ha pasado ya durante varios meses por este sistema educativo, siendo además la primera generación en experimentarlo. Como mejor se critica un plan educativo es desde dentro: por eso no os recomiendo perderos esta página. Muy, muy interesante, de verdad.

Por último, hoy me ha llegado un email de una profesora que en el blog FP Dual trata de recoger los puntos de vista de todos los afectados. Me ha encantado descubrir la existencia de este blog, porque, si bien entre alumnos nos comunicamos (y es que es salir de una de esas reuniones y no paramos de criticar), entre alumnos y profesores siempre parece haber ese abismo separándonos, pues en el centro educativo a todos nos toca mantener las formas y no es plan de dirigirse al primer profesor del pasillo y espetar pues a mí esto de Dual me parece una soberana mierda, ¿y a usted?. Pero ante todo estamos juntos en esto. El desconcierto lo sufrimos todos, y tanto como juegan con nuestro futuro juegan con el suyo (¿cuántos profesores serán necesarios cuando los alumnos pasan más horas en la empresa que en el aula?). Por eso me parece muy interesante la idea de tener un espacio común para docentes y alumnos. La unión hace la fuerza, o eso dicen.

Os recomiendo una visita a las tres páginas mencionadas. No os decepcionarán.

Respecto a mí… mi experiencia en FP Dual ha sido un fiasco. Me avisaron de que iba a tener una primera entrevista con hoteles Catalonia, pero la empresa no me llamó. Hablé con el instituto y me dijeron que no sabían nada al respecto. Días después nos llamaron para otra reunión de la que ya hablé en anteriores artículos, y en la que nos dijeron que iban a tratar de concertar segundas y terceras entrevistas. Esto fue un viernes; el lunes siguiente me llamó el instituto para decirme que a lo largo del día me llamaría el hotel De Las Letras para citarme a entrevista… llamada  que sigo esperando. En defensa tanto de este hotel como del Simone Ortega diré que aquel día tuve llamadas perdidas de dos números distintos; recuerdo que devolví la llamada a ambos, pero no pude contactar con uno de ellos, así que pudo ser culpa mía. En todo caso decidí dejar de dar la lata al instituto con algo que ciertamente no me interesaba. En la reunión tuve la oportunidad de hablar con más alumnos y alucinar con sus historias. Gente que según el hotel estaba contratada pero según el instituto no, gente a la que el hotel le había dicho que quería gente joven, sin experiencia y moldeable (que es como decir te pienso explotar hasta el final), gente a la que el hotel le había dicho que les querían trabajando todas las semanas 40 horas a cambio de 300 euros adicionales en negro… en fin, de todo. Será que una se está haciendo vieja, pero empieza a cansarme esto de que se rían de mí. Para ocupar una plaza de trabajadora explotada que ni siquiera quiero prefiero que se la quede otro alumno más motivado.

Uncategorized, UNED, Universidad

¿Es posible matricularse fuera de plazo en la universidad?

Si sobran plazas, lo que puedes hacer sin problemas es matricularte sin realizar preinscripción. Es decir, no tienes que apuntarte a las listas de las notas de corte, es posible que la facultad te deje matricularte aunque en tu vida hayas solicitado acceso a esa carrera. Para ello tendrás que esperar a que salgan las listas de admisión definitivas de Septiembre (que en realidad salen en octubre, al menos en Madrid).

Matricularse fuera de plazo es más complicado; hay que que solicitar un permiso especial a la universidad, que depende básicamente del humor del rector. En mi primer año en la UNED me admitieron fuera de plazo bajo la excusa “¡no sabía como funcionaba la págiba web! No pude matricularme a tiempo“. En mi segundo año en la UCM di excusas mil veces más razonables (la automatrícula del campus virtual no funcionaba en mi ordenador, vivía a tres horas de a facultad, trabajaba y estaba de mudanza, no tenía modo humano de ir a la universidad a hacer hora y media de cola en secretaría) y me dijeron que ni hablar, que a llorar fuese a un entierro. Conseguí matricularme gracias a un profesor que me ayudó a mover hilos, pero fue de casualidad; no confiéis en la suerte, que en la universidad no siempre funciona.

Blog, Uncategorized

Así consigue Finlandia ser el número uno en educación

Hace un par de días encontré en el ABC este texto. Como siempre que echo un vistazo a artículos sobre política, economía o educación comparada, me enervó la lectura. Tendemos a la noticia sensacionalista y a sacar todo de contexto para ensalzar lo estupendo que es todo fuera de España y lo mal que va aquí, olvidando algo básico: estamos comparando resultados, pero se nos olvida comparar condiciones de partida. Finlandia no parte de las mismas características climatológicas, paisajísticas ni demográficas que nosotros, y por lo tanto jugamos en ligas distintas. Eso es algo que no se debería olvidar.

Este artículo en concreto contiene tres partes que me mosquean bastante:

– “Apenas un 8% de los alumnos finlandeses no terminan sus estudios obligatorios, frente a un 30% de españoles que no acaban el Bachillerato”. Ya, claro, y apenas un 2% de los redactores del ABC tiene rigor periodístico, en comparación con el 43% de lectores de El País que fuma tabaco. Vamos a ver, M. Arrizabalaga, no mezcles peras con manzanas. La educación obligatoria de este país es la ESO, no Bachillerato, y según datos de la OEI la tasa de abandono de la ESO entre la población española es del 13,3%. Sigue siendo una tasa algo superior a la de Finlandia, pero hay una seria diferencia porcentual con los datos que da usted, ¿eh?

– “La jornada escolar suele comenzar sobre las 8,30-9 de la mañana hasta las 3 de la tarde, con el paréntesis del almuerzo a las 12-12,30 horas. En total, suman 608 horas lectivas en primaria, frente a las 875 horas de España“. Pues mire, eso depende, porque las Comunidades Autónomas de este país tienen las suficientes competencias en educación para poner los horarios que les da la gana. Mis compañeras de piso, que son catalanas, han tenido clase por la tarde hasta Bachillerato; mientras tanto yo entraba al colegio a las 08.30 y salía a las 14.00, con mi media hora de recreo. Habiendo tanta diferencia entre Comunidades creo que es un grave error hablar de medias. Menos aún sin saber cómo de centralizada está la educación en Finlandia, ¿habrá tantas diferencias por regiones como aquí?

– “En Finlandia el 80% de las familias van a la biblioteca el fin de semana“. Esta frase me molesta especialmente. La veo muy ambigua. ¿Cual es el porcentaje de familias españolas que va a la biblioteca en España? Además, cuando decimos familia, ¿nos referimos a que vaya a la biblioteca uno de los miembros o a que vayan todos en plan familia feliz? Por último, ¿qué leen? Porque me parece un dato muy importante. No es lo mismo leer novelitas, que al fin y al cabo es como ver una película o jugar a un videojuego, que leer por gusto manuales de medicina y política. Conozco varias personas que no acabaron la ESO hasta los 17 y leen muchísimo; también os puedo decir que en la universidad abunda la fauna que se toma los yogures caducados con tal de no tener que leer la fecha de caducidad. Si leer cualquier cosa hace culta a la gente, yo, que soy adicta a Whatsapp, debo de encontrarme entre la cúspide intelectual de este país. Y encima sin enterarme, ains…

Y tú, ¿qué opinas?

Educación no reglada, Uncategorized

Cursos de tanatopraxia

El año pasado tuve unas semanas muy raras en las que pensé que la universidad no me iba a admitir. Visto que iba a pasarme el año sin hacer nada decidí hacer algo para llenar horas y comencé mi búsqueda de opciones alternativas, que terminaron siendo tres: voluntariado en Rumanía, voluntariado en Polonia o curso de tanatoestética en Madrid.

Que así dicho parezco un poco raruna, pero os juro que soy más normal de lo que aparento.

El caso es que me admitieron en la universidad, me quedé sin tiempo y sin dinero y dejé todo aquello. Pero este año, de algún modo, he vuelto a caer. De repente en mi bandeja de entrada vuelve a haber información sobre campos de refugiados chechenos y academias privadas de Madrid… Ufff, ¿pero no habíamos quedado en que iba a terminar la carrera y ya luego dedicarme a hacer cosas raras? La diversidad de opciones en la vida me puede.

Buscar una academia de tanatopraxia es difícil. Muy difícil. Si son baratas o son a distancia o no incluyen prácticas; si incluyen prácticas el precio sube fácilmente hasta 1500€ por un cursillo de una semana; si tiene un precio razonable, un temario decente e incluye prácticas resulta que el curso es en Barcelona (la mitad del movimiento tanatopráctico de este país se centra en Cataluña; cualquiera diría que en el resto de España no fallece gente). Y luego está el tema de que en nuestro país no hay titulación oficial de tanatopraxia, que al parecer solo existe en Francia y Canadá, y acabas preguntándote si merecerá la pena ir un tiempecillo a Francia, y… ay, no, mierda; allí para estudiar tanatopraxia exigen bachillerato y carnet de conducir, y entre unas y otra el cursillo resulta más caro que una carrera. El curso allí es muy completo (210 horas de teoría, 1400 de prácticas), pero a no ser que sepa vivir 15 meses del aire, mal vamos.

En este artículo me gustaría pedir ayuda para encontrar una academia que merezca la pena. Por el momento lo único que se me ocurre es hacer el curso por una academia a distancia que detesto pero con la que el curso en sí sería gratis, y luego buscar prácticas por mi cuenta. Hay academias que permiten realizar solo prácticas,como por ejemplo esta, aunque a saber a qué precio.

¿Sugerencias?
PD: os dejo aquí un artículo de El País sobre una academia de tanatoestética que timaba a sus alumnos. “Durante las prácticas no maquillaban cadáveres si no pollos”, “el curso no les sirvió para acceder a la profesión de sus sueños”… creo que el redactor sigue en el suelo cagándose de risa.

Uncategorized, Universidad

Minipost: “No he pagado la matrícula de la universidad pero voy a las clases. ¿Podré continuar el curso?”

Antes o después te enviarán una carta informando de que si no pagas en el plazo de diez días se anulará tu matrícula.

Cuando lo hice en la UCM apenas tardaron un mes en darse cuenta (fuuuuuu), aunque solo eran 30€ de tasas, ya que para el resto había pedido una beca. Cuando lo hice el curso pasado en la UNED no me dijeron nada hasta marzo, siendo una cantidad ya bastante alta (1100€, más o menos). En este caso, y como llevaba ya muchísimo retraso y no había pagado siquiera las tasas de gestión, me anularon directamente la matrícula. Tuve que llamar al Negociado de Estudiantes (un órgano de la facultad) y explicarles mi situación económica; gracias a dios que en la UNED son comprensivos, por lo que me dijeron que si de verdad seguía interesada en la carrera ellos traspapelaban el papel unas semanas hasta que reuniese el dinero necesar para la matrícula. Muchas gracias a las personas que me hicieron aquel favor, de verdad que os lo agradezco un montón.
En todo caso no te recomiendo no pagar la universidad. El agobio de decir “cualquier día me echan“, los nervios de estudiar para los exámenes sin saber si las notas te van a servir de algo… no, no compensa. Si tienes el dinero o la posibilidad de reunirlo, paga cuanto antes.