Formación Profesional, Uncategorized

FP experimental a la fuerza

Leo con total asombro este blog, donde un profesor del IES Lázaro Cárdenas de Villaverde denuncia la vergonzosa situación del centro, al que se le acaba de obligar a implantar de la noche a la mañana un modelo educativo experimental para FP de grado medio que, no contento con la falta de planificación (¿¿cómo se puede cambiar el plan educativo de algo en lo que ya hay gente matriculada y sin avisar??), contempla la reducción de las horas lectivas y cuatriplica el número de horas de prácticas (no remuneradas, por supuesto).

Aquí podéis leer las características de este programa, denominado Ampliación de FCT, que se está implantando de manera experimental en los FP de farmacia y parafarmacia, cocina y gastronomía, servicios de restauración, mecanizado y carrocería. Simplemente preocupante.

Formación Profesional, Uncategorized

FP Dual en el CIFP Simone Ortega

Esta mañana he ido a la reunión informativa de FP dual. Me ha sorprendido mucho la malísima organización del instituto. Habían sacado pocas sillas (teniendo en cuenta que nos llamaron uno a uno preguntándonos si íbamos a ir no parece tan complicado hacer una estimación del número de asistentes), por lo que cada dos minutos entraba alguien y sacaba una silla metálica del fondo del aula, con el consiguiente ruido. El micrófono no funcionaba bien y había mucha gente en la sala, así que a los de detrás nos costaba bastante escuchar… Por no hablar de la cantidad de móviles que sonaron durante la reunión. Me parece una falta total de respeto; entiendo que puedan sonar uno o dos, pero creo que eso debería servir de recordatorio para todo el mundo. Para terminar, en más de una ocasión surgieron conversaciones alternativas en mitad de la reunión que hacían que no se escuchase nada. Y ni siquiera eran fomentadas por los alumnos, si no -atención- por el propio equipo directivo del centro, que no hablaba precisamente en susurros. Además, en mitad de la reunión admitieron una sesión de ruegos y preguntas que no venía a cuento: para empezar porque retrasó la charla del último de los miembros del equipo directivo, que era la que contenía información más útil; y para seguir porque se repitieron quince veces las mismas preguntas sin que nadie las cortase. Por último, los profesores eran las clase de personas que alaaaaaargan y alaaaargan la explicaciones. Salí harta y agobiada, aunque ilusionada por poder formar parte de este proyecto educativo, que me parece cada vez más interesante.

Los primeros treinta minutos (treinta exactos) los dedicaron a explicar lo que yo os voy a resumir en un par de líneas: el Simone Ortega es un centro educativo nuevo pero que está haciendo todo lo posible para aportar una formación práctica y convertirse en un centro de referencia. Es un Centro de Formación Integrada, lo que implica que no solo imparten FP, si no cualquier formación relacionada con la familia laboral de la hostelería y la restauración, incluyendo aquellas impulsadas desde el Ministerio de Trabajo (formación para el empleo; es decir, los cursillos del paro de toda la vida).

¿A que no es TAN difícil de contar?

Tras malgastar treinta minutos de mi vida escuchando publicidad pasaron a comentarnos por encima las características de la formación dual. Hacen hincapié en que la FP dual no sigue exactamentee el modelo alemán, que nuestro contrato es de becario y no laboral. Insisten también en que todos los que hemos echado solicitud para FP Dual y cumplimos los requisitos estamos ya preadmitidos, que ahora lo que tenemos es que encontrar alguna empresa que nos beque. Las entrevistas se realizarán el lunes o el martes; a cada uno nos han signado al azar a una empresa, y al parecer nos toca competir entre nosotros por las becas. Las empresas para el FP de Gestión de Alojamientos Turísticos (GAT) son NH, Eavante, Hotel de las Letras, Catalonia, Barceló y otra que no me dio tiempo a copiar. Para Dirección de Servicios de Restauración (DSR) son Barceló, Catalonia, De las letras, López Santiago Consultores, VIPS y NH. Nos cuentan que en este segundo FP hay más plazas que solicitudes (apenas 23), pero que para Gestión de Alojamientos Turísticos hay apenas 50 plazas y 74 solicitudes (más la gente que se apuntase hoy), por lo que va  ser relativamente complicado. Entre los solicitantes hay gente de todo tipo; desde chicas más jóvenes que yo hasta hombres de la edad de mi padre. En lo referente a nota media creo que también hay bastante variedad; no conozco los expedientes de la gente que ha solicitado Dual, pero sí he mirado las notas de la gente admitda en el FP normal y hay una chica que tiene un diez (sí, así, no un 9,7 ni un 9,85, si no un 10) de nota media de bachiller, así que no me extrañaría en absoluto que entre esos setenta y cuatro solicitantes haya notas medias muy buenas.

Nos explican que de GAT van a sacar dos turnos, uno de mañana y otro de tarde. Con respecto a DSR tienen intención de sacar dos turnos de tarde, y si acaso se llenaran, un tercer turno de mañana.

Nos comentan que entre esta tarde y el lunes nos llamarán para las entrevistas, que se realizarán entre el lunes y el martes y si acaso el miércoles; que el jueves nos dirán si estamos admitidos y el viernes comenzamos. Dato importante es que la fecha de matrícula del FP convencional cierra el día 3, y cuesta no sé si 170 o 180€… ¿matricularnos en FP normal y arriesgarnos a perder dinero, o esperar al día 4 y arriesgarnos a perder la plaza? Así funcionan las cosas en la Comunidad de Madrid.

Tras una interminable ronda de preguntas pasan a explicarnos cómo va a funcionar la FP Dual en este centro en concreto. Al parecer la cosa irá como sigue: el primer mes se  asiste a clases normales durante seis horas diarias, comenzando a las 08.30 los del turno de mañana y a las 02.30 los de tarde. A partir del 5 de noviembre nos incorporamos a las empresas. Desde ese momento habrá semanas alternas de clase (4 horas diarias, empezando a las 10.30/16.30) y prácticas (8 horas diarias, en el horario que establezca la empresa y de lunes a domingo, librando dos días). No son capaces de asegurar si puede darse el caso de que la empresa solicite turnos nocturnos o no. Explican que se trabajará también en junio y agosto, ya que las empresas nos pagan también esos meses; no es capaz de asegurar si nos darán o no vacaciones en los 22,5 meses que dura el programa y nos sugieren subrepticiamente que en caso de tenerlas no tiene por qué coincidir con las vacaciones escolares (obviamente no lo hará; no en vano agosto es el mes del turismo). Alguien pregunta qué pasará con los meses de vacaciones escolares, ¿trabajaremos todas las semanas? Sugieren que es posible que en esos meses se nos forme en talleres complementarios; vamos, que me veo en verano y haciendo obligada cursillos del INEM. Explican también que seguramente solo sean convalidables las asignaturas que se impartan únicamente en el instituto y no en el centro de trabajo, como es el caso de FOL. También nos comentan que el FP se puede abandonar sin consecuencia alguna bajo condiciones justificadas, pero no nos explican qué condiciones van a ser.

La mitad de la charla se ha llevado a cabo bajo los adverbios “quizá” y seguramente”. Cosas de los planes experimentales.

He salido de la reunión decepcionada con la falta de organización del centro y del Ministerio o Consejería de Educación, pero tengo que admitir que a la vez tengo mucho interés y curiosidad por la entrevista con la empresa. Tenemos la suerte con contar con algunas muy conocidas en el sector y, ahora que ya conozco las condiciones por parte del centro educativo, me muero por saber cómo organizan las empresas su parte en este proyecto. En unos días os cuento.

Formación Profesional, Uncategorized

Caos en la FP Dual

El año pasado se inició en Madrid un proyecto de educación que trata de imitar el modelo alemán. Se trata de la llamada FP Dual, que consiste en una reducción de las horas de clase (1/3 de la jornada habitual) combinado con prácticas desde el primer día en empresas del sector, constituyendo el resto de las horas lectivas. Los alumnos reciben una beca mensual de 450€ de las empresas; tengo entendido que las empresas, a su vez, reciben 6000€ del Gobierno por acogerse a este programa.

Durante el curso 2011/2012 la FP Dual se implantó solamente en dos ciclos (Mantenimiento Aeromecánico en el CIFP Profesor Raúl Vázquez y Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma en el IES Clara del Rey). Y se ve que tuvo éxito la cosa, ya que este curso se ha ampliado a catorce FP distintos que podéis consultar aquí. Todos ellos son FP superior, por desgracia. Este modelo de FP me gusta mucho más que el tradicional (aunque considero que no es el momento adecuado para implantarlo, creo que con cuatro millones y medio de parados no está la cosa para sustituir a los trabajadores por alumnos en prácticas) y sería estupendo que los estudiantes de grado medio también pudiesen disfrutarlo. Hay muchos FP de grado medio que son muy prácticos y en los que sería fácil encontrar una empresa que acogiese a los alumnos… pero en fin, tiempo al tiempo.

El caso es que, por curiosidad, solicité plaza en FP Dual. En realidad mi idea era tomarme un año medio sabático estudiando un FP práctico y entretenido (¿fotografía?, ¿caracterización?), pero las ganas de probar planes educativos nuevos pudieron conmigo. Yo qué sé, traumas de haber sido siempre de la última generación de cada plan de estudios, luego sacan cualquier plan experimental y te matas por probarlo. Y ahora que han quitado el bachillerato de artes escénicas no me queda otra que probar FP raros.

El proceso de admisión para Dual ha sido un verdadero caos. La matrícula para FP terminaba el día 11. A esa fecha los propios centros educativos eran incapaces de proporcionar ninguna información sobre la FP Dual. Ni  las empresas acogidas al programa, ni los horarios, ni el número de plazas, ni el sistema de evaluación… preocupante.

Unos días después me enteré de que habían ampliado el plazo de admisión para Dual hasta el día 21 (pero no de la FP normal). Me molestó, claro, por dos motivos. El primero, porque daban la oportunidad de entrar a mucha más gente, y con las notazas que hay este año en las listas de baremaciones (el FP de Imagen Personal, que prácticamente no tiene salidas, se ha quedado con una nota de corte de 7,20… hay mucha gente con ochos y nueves en las listas…) no está una servidora para aguantar mucha competencia. Además ese mismo día salían las listas de baremación (en las que indica cuantas personas han solicitado plaza y sus notas medias), por lo que las personas que entregasen la solicitud entre los días 20 y 21 no ser verían reflejadas en las listas y por tanto no podría comparar sus currículums con los míos. Incertidumbre.

El día 25 fui a ver las listas de baremación, y descubrí dos cosas: que la secretaria de mi posible futuro centro educativo no sabe qué documentación hay que entregar (me dijo que el DNI no era necesario; he estado a punto de quedarme fuera por eso) y que a Comunidad de Madrid se ríe de nosotros. Han vuelto a ampliar el plazo de solicitud de Dual hasta el día 28. El 27, en teoría, salían las listas de admitivos en FP tradicional y Dual… ahora me aseguran que las de FP normal sí, pero nadie sabe decirme cuando saldrán las de Dual. Misterio total y absoluto.

Esta mañana he pasado de ir al instituto a mirar plazas, ya que la FP normal no me interesa. Pero por la tarde, a eso de las cinco, me han llamado del instituto. Me han convocado a una reunión informativa sobre FP Dual mañana por la mañana.

Pero, ¿han salido ya las listas?– pregunto.
– Sí, salieron hace un par de horas.

Misterio absoluto, como han podido sacar las listas de admitidos en algo cuyo plazo de solicitud termina mañana.

– ¿Estoy admitida?
– Lo siento, esos datos no los facilitamos por teléfono. De todos modos ven a la reunión. Las listas están en la puerta, y si no te han cogido no pasa nada. Vamos a tratar de buscar soluciones para quienes no hayan sido admitidos por las empresas.

Misterio absoluto, eso de qué piensan hacer con el resto de la gente.

Me cojan o no, solo por la curiosidad de descubrir cómo funciona esto, mañana a las once estoy allí como un clavo. Si vosotros también habéis solicitado FP Dual, ¡suerte! No dudéis en dejarme un comentario con vuestra experiencia. Estoy deseando saber cómo funciona este programa en los distintos centros en los que ya está implantado.

Bachillerato, Uncategorized

Mi experiencia en bachillerato a distancia

Esta entrada la escribí en un antiguo blog con fecha 08/09/2010, tras estudiar 2º de bachiller a distancia en un instituto castellanomanchego. Como aquí llegáis muchos interesados en la educación a distancia he decidido copiar este texto por si os sirviese de ayuda. No doy mucha información en cuento a los aspectos “técnicos”, pero si tenéis cualquier pregunta no dudéis en dejar un comentario.

Adoro la educación a distancia. No es solo eso de no perder el tiempo asistiendo a clase, no es que haya aprendido más en dos horas de estudio a distancia que en todo un trimestre de ir a clase presencial. Es… bueno, para entenderlo, tienes que hacerlo.
Porque entre los profesores, por ejemplo, las cabronadas las mínimas. Te pueden tocar uno o dos que sean distantes y consideren todo problema exclusivamente tuyo, pero los otros, por lo general, son geniales. La relación con los profesores de distancia es mejor que la de presencial: les tratas de usted, pero a la vez haces chistes con ellos, tienes confianza para levantar la voz en medio del examen y preguntarles que si aceptan un jamón a cambio de una buena nota en el apartado tres. Tú les tratas con respeto, ellos a ti también, nadie mira a nadie por encima del hombro. Hablas con ellos por email y alguno me ha llegado a dar hasta su teléfono, e incluso en vacaciones se han conectado para enviar un email sobre Selectividad o las recuperaciones. Si te ven por el pasillo jodid@, se acercan a preguntarte qué te pasa y a echarte un cable, como lo haría un profesor de presencial. Y aunque no vayas a clase, jamás te quedas con una sola duda.
Segundo, el sistema de estudios me encanta, así de claro. Según la asignatura, te tienes que examinar trimestralmente o puedes optar a examinarte únicamente en el tercer trimestre. Las recuperaciones cuentan sólo hasta un 6, un 5 en septiembre, aunque algún profesor hace excepciones. Normalmente te mandan deberes que cuentan un porcentaje fijo de la nota, entregarlos o no es cosa tuya, nadie te va a suspender por no hacer los ejercicios. Pero no son deberes como los del bachillerato normal, que siempre me ha aburrido bastante eso de leer un párrafo y que el ejercicio siguiente te pregunte exactamente y casi con las mismas palabras lo que cabas de leer. Son ejercicios densos, largos, que al principio parecen fáciles y cortos pero rápidamente exigen una gran capacidad de síntesis y de tiempo, y que de algún modo te acabas retando a ti mismo a sacar en cada ejercicio mayor nota que en el anterior. Y cuando terminas los deberes quincenales, te das cuenta asombrad@ que realmente has aprendido y que podrías recitar el tema de memoria.
Con los compañeros no tienes casi ninguna relación, son distintos en cada asignatura. Yo he tenido grupos de clase desde 17 personas hasta 180, pero la mitad de ellos no aparecen al final por los exámenes. Con el resto, acabarás hablando antes de cada examen, preguntando dudas y haciendo apuestas sobre qué caerá, como en el bachillerato normal, con la diferencia de que no les conoces y por eso acabaréis cotilleando también de vuestras vidas, de qué estudias, de qué trabajas, de por qué estás en distancia. Son momentos de tensión por el examen que se sobrellevan mejor gracias a estas conversaciones.
En mi instituto hay turno de bachillerato de mañana, de nocturno, de distancia convencional y de distancia virtual, amén de varios módulos presenciales diurnos, de distancia convencional, y muchísimos cursos de ESO y PCPI. Eso se traduce en una gran cantidad de jefes de estudios, cada uno con un horario distinto y complicado y siempre ocupados en alguna reunión con padres, alumnos o futuros estudiantes. Y aún así siempre te atienden amablemente, te ayudan con tus dudas, te tranquilizan si hace falta, y aún les queda un rato para charlar contigo sobre tus planes de futuro y darte una interesante y razonad opinión sobre a qué universidad optar o qué módulo te viene mejor. Siempre de usted, claro. Pero me resulta muchísimo más cómodo hablar tranquilamente de usted con este señor con traje y corbata a escupirme los tús con mi antigua directora, con su bata blanca y su mala educación, dispuesta incluso a insultar a sus alumnos. Recuerdo cuando me dijo que en distancia suspendería bachillerato, que yo era incapaz de estudiar por mi cuenta. Te equivocabas, he sacado mejores notas que nunca, en tu instituto sacar un 7 era para mí un milagro y aquí es lo más lógico y normal. El jefe de estudios de distancia hubiera sido capaz de detectar que mi problema para estudiar no es estudiar, es asistir a clase.
Estudiando a distancia maduras a lo bestia como estudiante, porque aquí a todo el mundo se la sopla que te hayas leído la lección siete o no. Tus problemas son tuyos, si no vas al examen te jodes, no se repiten; si te coinciden dos exámenes a la misma hora, te buscas la vida. Y no es que no tengas ayuda si la pides, es que tienes que ser tú el que la pidas y el que se lo curre. Aprendes a organizarte para entregar los trabajos el día marcado y a la hora marcada, porque sabes que si no no se aceptan, punto.

El único problema que tiene, al menos en mi instituto, son los conserjes, que desaparecen justo cuando los necesitas. Pero nada puede ser perfecto, ¿no? Si estás pensando en hacer bachiller a distancia, no lo dudes =)

Formación Profesional

Minipost: ¿dan becas para FP teniendo ya una carrera?

Últimamente he tenido poco tiempo libre y no he podido dedicar mucho tiempo al blog. Por eso comienza a gustarme la idea de los minipost: responder en unas lineas aquellas dudas frecuentes en las búsquedas de Google. Estoy preparando artículos más densos, pero por el momento esto lo considero útil para vosotros y práctico para mí.

Bien, la respuesta es un rotundo NO. Al menos si hablamos de las becas del Ministerio de Educación y Ciencia. Es posible que, si tienes una buena media, los centros educativos privados te subvencionen parte de los estudios, pero eso ya depende de cada centro.

No me preguntéis en qué punto porque no me lo sé de memoria (considero mucho más práctico conocer el contenido que la distribución de la información y la fecha de publicación en el BOE), pero todas las convocatorias de becas desde que tengo memoria (que tampoco son demasiados años) especifican en alguna parte de su redacción que las becas sólo se otorgarán para la realización de estudios superiores al nivel de estudios máximo alcanzado hasta la fecha. Es decir: teniendo un FP medio tengo derecho a recibir beca para FP superior, pero nunca para otro FP medio. Del mismo modo, si tengo una carrera, puedo solicitar beca para un máster, pero nunca para un FP u otro grado.

Espero que esta información os resulte útil.

Uncategorized, UNED

Minipost: ¿Sirven los libros de la UNED de un año para otro?

Los libros no suelen cambiar, pero no recomiendo comprarlos antes de que salga la lista oficial de libros, por si acaso. Como vosotros bien sabéis muchos libros de la UNED vienen con una cantidad de fallos preocupante, y los alumnos nos solemos quejar para pedir que modifiquen el temario; nunca se sabe cuándo nos van a hacer caso. Me han informado de que este año, por ejemplo, van a cambiar el libro de Psicología de la Memoria. Al parecer van a sacar una versión revisada y (teóricamente) sin errores.

Para consultar la bibliografía obligatoria podéis entrar en las guías de las asignaturas que están colgadas en http://www.uned.es.

Blog, Uncategorized

Dejar los estudios

Querido ministro Wert,

mañana es mi último examen de recuperación. Así que, en más o menos trece horas, dejaré oficialmente de poder llamarme a mí misma universitaria.

No diré que es su culpa, porque tengo que reconocer que finalmente la convocatoria de becas ha tenido un nivel de exigencia decente. Entiendo que quiera elevar un pelín la nota media mínima para recibir becas, pero finalmente ha dado el aviso con antelación de un año. Me parece adecuado. Quien quiera recibir beca y no cumpla en este momento los requisitos académicos tiene todavía un largo curso por delante para conseguir reunirlos. Es justo.

Por eso en realidad no puedo echarle la culpa a usted. Ha sido más bien la ineptitud de una antigua empresa (que me provocó problemas con Hacienda), la lentitud y rigidez del sistema burocrático (que no comprendió que para mí la beca era una necesidad literalmente vital, por lo que, sin empatía alguna, me mantuvo cruelmente esperando durante ocho meses el dinero diciéndome continuamente que fuese paciente, que en tres o cuatro semanas me darían noticias), y quizá también las exigencias del mercado laboral (que me ha obligado a faltar a exámenes, a clases, a pasar doce horas al día en el trabajo, a empezar a currar a las seis de la mañana y acabar pasada la medianoche, a volver a casa a las cuatro de la mañana teniendo clase al día siguiente). Por esto decimos que los recortes en educación nos afectan a los pobres, señor Wert. Nadie me ha mantenido económicamente, no he tenido un colchón que me permitiese dedicarme ociosamente a estudiar durante el año. Hay que verse en esta situación para conocer el estrés, ese estrés que me ha provocado alteraciones del sueño en ciclos de imsomnio e hipersomnia durante todo el curso… la ansiedad, el miedo a fallar, a no ser capaz de abarcarlo todo. Los nervios… y finalmente la apatía, y el odio a los estudios. Pasar de estudiar aquello que amas con el corazón a mirar los libros de reojo y pensar que no tienes fuerza para abrirlos. En estos meses ha disminuído seriamente mi capacidad de concentración, he vuelto a tener anemia debido al periodo en que no pude alimentarme bien por no tener un duro, he pasado incluso semanas sin ver, por no tener dinero para comprar gafas.

Qué milagro hubiese sido sacarme los estudios en este ambiente. Y más aún luchando contra las exigencias de asistencia de Bolonia. Puedo describir este año como una continua lucha con el tiempo, el dinero, la universidad y el gobierno. He sido muy feliz, pero también me he agobiado. Y si algo he descubierto en este año es que no tengo fuerzas ni ganas para continuar así.

No puedo ni pienso pagar los 2700€ que cuestan mis estudios este año. Más los libros, la comida, el transporte y el alquiler… No puedo ni pienso seguir eternamente trabajando toda la tarde y media noche y tener aún el valor de madrugar al día siguiente. No voy a pasar cuatro años de carrera y dos de máster manteniendo esta vida para acabar en un trabajo que quizá siquiera me guste.

Me gusta leer. Abrir un libro y perderme en sus páginas, aprender de él y hacerlo por voluntad propia, no por la presión de los exámenes de febrero. Y ver películas: disponer de tiempo y volver a desarrollar la capacidad de centrarme durante hora y media en la pantalla… ni siquiera recuerdo la última vez que vi una película sin tener que parar a la mitad para ponerme a hacer cosas, o sin que mi mente volase durante horas a otras fuentes de problemas sin concentrarse en absoluto en el argumento. Y me gustan también las pequeñas cosas. Cocinar comida rica, sin limitarme a elegir lo que menos tareas y tiempo lleve de la despensa. Hablar con mis amigos durante horas, sobre tonterías o cosas importantes. Tener tiempo de ir a exposiciones. De tumbarme en la cama sin pensar nada. De ir al parque. De hacer deporte. De dedicarme a patinar, a la fotografía, a la escritura. A todas esas cosas que no me he podido permitir en los tres años que llevo mantiendo este estilo de vida.

Ha sido un año muy estresante, mucho. Podría haberlo superado, haber seguido adelante. Pero este verano he conocido gente que me ha enseñado muchas cosas. La más importante, que no me interesa el dinero. Y no me interesa tener una carrera si para terminarla voy a pasar mi vida sin vivir.

Seguiré con los estudios más adelante, cuando vuelvan a ser un hobby y no una obligación. Mientras tanto, sé perfectamente que hoy en día hay exceso de trabajadores con estudios superiores, que lo que hace falta es gente con ganas de trabajar, y que yo las tengo. Que me voy a vivir la vida, señor Wert. Haga lo que quiera con sus leyes y planes educativos..  Je me barre. Je m’en fiche.